Este sitio web usa cookies, puedes ver la política de cookies, aquí -
Política de cookies +
Síguenos en:
Preguntas Frecuentes 
Ante cualquier duda consulte siempre con su dentista. 

Preguntas Frecuentes

Indice

 

Información General Sobre la Enfermedad Periodontal

La enfermedad periodontal es una patología crónica, que cursa en brotes con una sintomatología mínima (a veces, totalmente asintomática) y conduce a la pérdida de soporte periodontal de los dientes, es decir, del hueso en el que éstos se sujetan y de las encías). Dentro de ella se distinguen:

  • las gingivitis (inflamación de las encías )
  • las periodontitis (inflamación del periodonto, o conjunto de estructuras que sujetan los dientes a los maxilares).

Dentro de ellas se distinguen formas de gravedad distinta; así, la periodontitis rápidamente progresiva y refractaria al tratamiento, que generalmente empieza en una edad joven (tanto más joven, más grave), acaba en la pérdida inexorable de dientes en unos pocos años.

La enfermedad periodontal está causada por la placa bacteriana, que es el conjunto de bacterias presentes en la superficie de los dientes y de las encías. De ahí la importancia fundamental de la higiene oral personal, dirigida a eliminar la placa bacteriana que continuamente se forma y deposita sobre los dientes.
Existe una cierta predisposición genética, aparentemente hereditaria, de padecimiento de la periodontitis, ligada a algunas deficiencias del sistema inmunitario (dicho popularmente, « de las defensas») específico contra dichas bacterias. Por eso, las medidas higiénicas particulares dirigidas a eliminar la placa bacteriana no suelen ser suficientes y se requiera el concurso periódico del dentista para corregir esos defectos inevitables en la higiene oral personal (más peligrosos en las personas inmunitariamente predispuestas a padecer periodontitis), mediante un tratamiento de mantenimiento (generalmente, profilaxis o «limpieza»), de periodicidad variable (generalmente, cada 2 a 6 meses, según los casos).

Factores de riesgo

  • El mal control de placa: sin una correcta técnica de cepillado que elimine los depósitos bacterianos de dientes y encías, el control de la periodontitis no es posible.
  • El tabaco es un conocido factor agravante de la enfermedad periodontal, por lo que el fumar conlleva una respuesta peor a los tratamientos, y un mayor riesgo de agravamiento de su evolución normal y de reactivación de la enfermedad.

Cronicidad

Por todo lo dicho, la enfermedad periodontal no cura (salvo raras excepciones), aunque en la gran mayoría de los casos puede mantenerse detenida mediante tratamiento odontológico si existe una buena cooperación del paciente en el mantenimiento de una buen higiene oral.

Expectativas terapéuticas

El tratamiento de la enfermedad periodontal es fundamentalmente domiciliario, por medio de una exquisita higiene oral: cepillado, uso de seda dental y, en ocasiones, manejo de colutorios.
Sin embargo, en las fases activas de la enfermedad estos procedimientos no surten efecto sin la previa intervención del dentista.
El papel del dentista consiste en preparar la boca para que Vd. pueda limpiarla adecuadamente ; a saber:

  • eliminar los irritantes que retienen la placa bacteriana, como desbordamientos (salientes) de obturaciones («empastes») y coronas («fundas»), que deben ser corregidos
  • eliminar los depósitos de placa bacteriana y de cálculo («sarro» o «tártaro») supra y subgingivales (es decir, situados por encima y por debajo del borde de la encía, respectivamente), mediante un procedimiento de descontaminación periodontal denominado profilaxis dental o «detartrage»
  • alisar las raíces (la llamada fase básica ) para reducir la tendencia a acumular placa y cálculo, y cuando las medidas anteriores no son suficientes, realizar algunas correcciones quirúrgicas de defectos.
  • Desgraciadamente, a veces no existe más posible tratamiento que la extracción de uno más dientes, para evitar la propagación de la enfermedad o eliminar la sintomatología de dientes muy afectados.
  • Además, para poder controlar y frenar la evolución de la enfermedad periodontal es imprescindible, aparte de una cuidadosa higiene oral personal, la realización de periódicas visitas de control y mantenimiento al dentista , consistentes en profilaxis (limpiezas) y ocasionales raspados de las irregularidades que los depósitos microbianos provocan en las superficies de las raíces.

Las técnicas quirúrgicas pueden ser:

  • resectivas (eliminación de tejidos contraproducentes)
  • regenerativas (dirigidas a recuperar tejidos perdidos, aunque no siempre el resultado es predecible), con la ayuda de injertos o de insertos de materiales aloplásticos (membranas, proteínas del esmalte, preparados minerales, hueso liofilizado, etc.)

Advertencias fundamentales

  • No nos cansaremos de repetirle que su colaboración personal en el mantenimiento inactivo de su enfermedad periodontal es tan importante que no le recomendamos empezar ningún tratamiento clínico si no está dispuesto a implicarse activamente en su propio cuidado personal
  • Le recordamos, igualmente, que todas las enfermedades crónicas son susceptibles de reactivarse en un determinado momento, y que cuando, como la enfermedad periodontal, son poco sintomáticos, los nuevos brotes pueden pasarles inadvertidos
  • Le Insistimos en que los mantenimientos y las revisiones periodontales van dirigidos a disminuir este riesgo , así como a diagnosticarlo y tratarlo precozmente en caso de que ocurriera
  • Si es Vd. fumador, debe saber que producirá menos saliva y presentará mayor riesgo de caries y, sobre todo, de enfermedad periodontal. I insistimos en recomendarle que deje de fumar, para lo que le ofrecemos expreso apoyo y ayuda a deshabituarse
  • Si consume Vd. fármacos psicótropos, dado que producen sequedad de boca , tendrá especial propensión a padecer enfermedad periodontal en forma particularmente grave, por lo que, al objeto de aminorar su impacto, deberá esmerarse en la higiene de su boca y en el uso de colutorios antibacterianos , así como, en el mantenimiento de la humedad bucal: procurar no respirar por la boca , beber sorbos de agua de vez en cuando y utilizar medicamentos productores o excretores de saliva ( sialeréticos y sialogogos , respectivamente) y saliva artificial

Circunstancias particulares

  • Si es Vd. fumador debe saber que producirá menos saliva y presentará mayor riesgo de enfermedad periodontal y peor pronóstico en su tratamiento. I insistimos en recomendarle que deje de fumar, para lo que su dentista le puede ofrecer expreso apoyo y ayuda a deshabituarse
  • El consumo de fármacos psicótropos produce sequedad de boca, por lo que también predisponen al padecimiento de enfermedad periodontal y empeoran el pronóstico. Al objeto de aminorar el impacto, (i) se debe esmerar la higiene bucal, (ii) conviene emplear colutorios antibacterianos y fluorurados, y (iii) para el mantenimiento de la humedad bucal es recomendable: procurar no respirar por la boca, beber sorbos de agua de vez en cuando, y utilizar medicamentos productores o excretores de saliva (sialeréticos y sialogogos, respectivamente) y saliva artificial.
  • La diabetes mellitus comporta un riesgo específico de evolución desfavorable o menos favorable de lo que lo es normalmente, tanto de la enfermedad como del tratamiento
  • Ciertas particularidades anatómicas labiales y maxilares, como las conducentes a sonrisa gingival (exposición excesiva de encía al reír) tienen en particular un mayor riesgo de estética deficiente, cuya corrección (no predecible al ciento por ciento) debería ser quirúrgica

volver arriba

Información sobre la patología destructiva de los dientes y su restauración

Los dientes pueden destruirse por:

  • Caries. Es una enfermedad causada por microbios que se alimentan de los restos alimenticios acumulados en las bocas con deficiente higiene. De estos restos, los más importantes son los carbohidratos (sobre todo, azúcares refinados), a partir de los cuales se producen ácidos que desmineralizan los dientes y los hacen presa fácil de otros microbios que degradan y destruyen la estructura debilitada. Las caries son reversibles mientras la superficie dentaria se mantenga lisa y regular, pero una vez alterada, avanza irremediablemente. Las mejores maneras de prevenirla son: la higiene oral inmediatamente después de cada comida (o incluso antes, porque así se reduce la cantidad de microbios sobre los dientes), el flúor tópico (el ingerido debe ser estrictamente controlado y prescrito por un dentista, ya que puede tener efectos secundarios desfavorables) y el diagnóstico precoz (mediante consulta con el dentista antes de que se inicien las manifestaciones dolorosas). • También se produce un mayor riesgo de caries en el diente antagonista extruido y en los dos que contactan con él, porque se desacoplan sus puntos de contacto normales y se favorece el empaquetamiento de alimentos entre ellos.
  • Desgastes crónicos. Pueden deberse a:
    • causas mecánicas; por ejemplo, la atrición fisiológica (desgaste por la masticación), la atrición patológica (desgaste por el apretamiento o el rechinamiento de los dientes) y la abrasión (desgaste por fuerzas no masticadoras, como, por ejemplo, el cepillado dental intempestivo)
    • causas químicas: la erosión o desgaste por acción de ácidos, como el jugo gástrico en los grandes vomitadores (caso, p.ej., de las personas bulímicas) o el abuso de cítricos y bebidas carbonatadas
    • causas desconocidas, como la abfracción o milólisis, consistente en unas lesiones en los cuellos a manera de sacabocados, progresiva e inevitable, relacionada al parecer con debilidad del esmalte y con alteraciones en la oclusión o «engranaje» de los dientes.
  • Las fracturas dentarias. Son pérdidas de estructura dental por fuerzas vivas (es decir, por un choque o aplicación violenta e instantánea de una fuerza), y según la situación e importancia pueden ser restaurables o irrecuperables (necesitándose la extracción dentaria).

Diagnóstico

Muchas veces las caries se observan a simple vista, si bien otras, especialmente las situadas entre dientes adyacentes, permanecen y progresan de manera inadvertida durante mucho tiempo, hasta que, cuando ya están avanzadas, ocasionan una cierta sensibilidad al frío, a los dulces o ácidos, causan una súbita rotura de las zonas debilitadas o se presentan con un gran dolor y/o con un flemón.

Las atriciones, abrasiones y erosiones, una vez desarrolladas, también suelen verse fácilmente, aunque en sus inicios suelen resultarle inadvertidas al paciente, y su diagnóstico requiere exploración por un dentista.

Las milólisis o abfracciones suelen debutar con una sensibilidad exagerada, incluso dolorosa, al simple contacto del cepillo dental o de una uña sobre el cuello del diente (zona del diente vecina de la encía, donde se une la corona con la raíz), sin que se objetive desperfecto anatómico.

Circunstancias particulares del paciente y riesgos relacionados con ellas

  • En caso de mala higiene, se debe realizar un entrenamiento cuidadoso y esmerado en controlar la placa bacteriana, sin la cual se producirá recidiva de la enfermedad cariosa.
  • En caso de ser fumador debe saber que producirá menos saliva y presentará mayor riesgo de caries y, sobre todo, de enfermedad periodontal. Insistimos en recomendarle que deje de fumar, para lo que los dentistas le ofrecemos expreso apoyo y ayuda a deshabituarse.
  • El consumo de fármacos psicótropos produce sequedad de boca, lo que predispone a padecer infección en sus heridas bucales. Si este es su caso, al objeto de aminorar el impacto, se debe esmerar en la higiene de su boca y en el uso de colutorios antibacterianos y fluorurados, así como, en el mantenimiento de la humedad bucal: procurar no respirar por la boca, beber sorbos de agua de vez en cuando y utilizar medicamentos productores o excretores de saliva (sialeréticos y sialogogos, respectivamente) y saliva artificial.

volver arriba

Información sobre las consecuencias de no reponer dientes extraídos

Cuando no se reponen los dientes extraídos, se suele producir una migración de los dientes adyacentes hacia el espacio libre (sobre todo, de los situados posteriormente) y un crecimiento o extrusión del (o de los) antagonista(s) que mordía(n) contra el extraído

El grado de estos desplazamientos es variable, pero puede llegar a ser muy pronunciado. En todo caso, las migraciones no consisten en una traslación, sino en una inclinación, con lo que la forma de las arcadas se modifica y con ello la eficacia masticatoria.

De estas migraciones pueden derivarse, con el tiempo:

  • Defectos de la intercuspidación o « engranaje » de los dientes, que pueden limitar la masticación y provocar unas dolencias de las articulaciones de la mandíbula (la articulaciones témporo-mandibulares o articulación cráneo-mandibular) y del cuello, que se acompañan de mareos: es el llamado síndrome disfuncional (o dolor-disfunción) cráneo-mandibular o témporo-mandibular.
  • Además, si con las migraciones de los dientes adyacentes el espacio estrechado no llega a cerrarse del todo puede resultar muy problemática, incluso imposible, una adecuada reposición protética.
  • Lo mismo ocurre cuando algún diente de la arcada contraria, extruido, se inmiscuye y ocupa parte de la altura del espacio correspondiente al diente extraído.
  • Un mayor riesgo de caries en los contactos de los dientes adyacentes al extraído con los dientes vecinos, porque al aflojarse los puntos de contacto, hay tendencia a la penetración y retención ( empaquetamiento ) entre dichos dientes de restos alimenticios, que sirven de alimento a los gérmenes causantes de caries (fig. 4).

volver arriba

Información Sobre los Dientes Incluidos

Los «dientes incluidos» son los dientes que no han erupcionado, o sea, no han aparecido o lo han hecho parcialmente en la cavidad bucal.

Existen múltiples causas, muchas de ellas mal conocidas, que pueden provocar este fenómeno. Con mucha frecuencia se asocia a una falta de espacio durante el período eruptivo.

Los problemas que pueden plantear estos dientes, en el interior del hueso, son varios:

  • Daños en estructuras anatómicas situadas también en el espesor del hueso: seno maxilar, troncos nerviosos, raíces de dientes adyacentes, etc.
  • Alteraciones en el resto de los dientes, bien dificultando su erupción en el caso de los niños, o bien produciendo movimientos y malposiciones en los dientes ya erupcionados.
  • Formación de quistes por la proliferación del tejido epitelial que rodea al diente incluido. Estos quistes en alguna ocasión pueden llegar a malignizarse, pero en cualquier caso afectarían a las estructuras anatómicas vecinas.

El tratamiento recomendado es la extracción quirúrgica de los «dientes incluidos», salvo que el riesgo de la cirugía lo desaconsejara.

volver arriba

Información Sobre las Patologías Quísticas en los maxilares

Los quistes óseos orales son cavidades formadas en el seno del hueso maxilar o mandibular y habitualmente revestidas por tejido epitelial (una especie de «piel»). Aunque existen una gran cantidad de causas posibles la gran mayoría son de origen dentario, por infección crónica de un diente. Un número mucho menor puede tener otras causas, como los de origen odontogénico formados a partir del epitelio del folículo dentario («germen») de dientes incluidos o ya erupcionados. Puede suceder, aunque es muy infrecuente, que los quistes se malignicen.

La evolución natural de un quiste no tratado suele ser el crecimiento, con o sin sintomatología aguda. Los quistes originados por infecciones dentales crónicas tienden a fistulizarse produciendo salida episódica de material purulento a la cavidad oral.

Los problemas que pueden plantear los quistes óseos maxilares o mandibulares son varios:

  • En el caso de quistes óseos de origen odontogénico, el crecimiento puede desplazar o dañar estructuras anatómicas vecinas, como el seno maxilar, troncos nerviosos (con afectación de la sensibilidad), o vasos sanguíneos (con riesgo de hemorragia). También puede producir movimientos o pérdidas de vitalidad en los dientes vecinos.
  • En el caso de quistes óseos originados por infección dentaria, su evolución es a la formación de fístulas (comunicaciones del quiste con la cavidad bucal) por las que sale material purulento. En ocasiones, el crecimiento de estos quistes también afecta a los dientes vecinos produciendo pérdidas de vitalidad.
  • El lento crecimiento de los quistes óseos, sea cual sea su etiología, puede debilitar el hueso en el que se encuentra facilitando la fractura del mismo.
  • Existe el riesgo, infrecuente, de malignización del epitelio que rodea al quiste.

El tratamiento puede variar según el origen del quiste. En el caso de que se haya originado por infección dentaria crónica, la endodoncia (o sea, la retirada del material infectado del interior del diente) puede en ocasiones solucionar el problema. En caso contrario habría que acudir a la cirugía para extirpar el quiste.

En el caso de los quistes odontogénicos o de otros orígenes, el único y obligado tratamiento es el quirúrgico.

El tratamiento quirúrgico de los quistes conlleva unos riesgos intrínsecos de la cirugía (posibilidad de infección, hemorragia, etc.) y otros que dependerán de la zona anatómica sobre la que se actúe.

volver arriba

Información Sobre la Patología de la Articulación Témporo Mandibular (ATM)

Los problemas de la ATM (articulación témporo mandibular) son relativamente frecuentes, habitualmente muy molestos y pueden llegar a producir importantes limitaciones en las funciones masticatoria y fonatoria.

Su origen puede ser muy variado ya que son muchas las estructuras que forman la ATM o que pueden actuar sobre ella. Además debemos tener presente que las dos ATM (derecha e izquierda, que conjuntamente suelen agruparse bajo la denominación «articulación cráneo-mandibular») actúan al unísono y, por lo tanto, la alteración en una de ellas acaba afectando indefectiblemente a la otra. También las alteraciones en la correcta oclusión dental (la articulación entre los dientes de la arcada superior e inferior) terminan por afectar a las ATM.

Habitualmente se dividen los problemas de la ATM en dos grandes grupos: funcional y orgánico.

  • Los problemas funcionales serían aquellos en los que no encontramos alteraciones objetivas en la articulación, a pesar de existir sintomatología.
  • Los problemas orgánicos serían los originados por una alteración evidenciable en la articulación.

Normalmente los problemas funcionales son más leves y fácilmente tratables que los orgánicos.

La sintomatología que producen las alteraciones de la ATM es muy variada, podemos citar por orden de importancia:

  • pequeños ruidos o chasquidos articulares
  • dolores a la palpación
  • dolores difusos que pueden aumentar con la masticación
  • limitaciones variables a la apertura con desviación mandibular
  • incluso bloqueos completos de la articulación

La evolución de los problemas de la ATM es crónica. Si no se actúa tenderán a empeorar progresivamente haciéndose más patente la sintomatología.

La posibilidad de actuar sobre los problemas de la ATM es limitada y los resultados, en ocasiones, no son muy buenos.

En general todos los tratamientos comienzan por la relajación de la musculatura masticatoria mediante «férulas (o placas) de descarga (o neuro-oclusales, o de desprogramación…». Estas férulas son dispositivos que se colocan entre las arcadas dentarias y que pueden tener varias funciones: relajación de la musculatura masticatoria como ya indicamos, recolocación de los cóndilos mandibulares, etc...

En el caso de problemas funcionales se debe equilibrar la oclusión restituyendo los dientes perdidos y eliminando los contactos prematuros o anómalos. Para ello en ocasiones se precisa rehabilitar mediante prótesis toda la oclusión.

En la patología orgánica de la ATM puede ser preciso recurrir a técnicas invasivas como la artrocentesis (punción y «lavado» de la articulación) y diversas técnicas quirúrgicas de resultados variables.

volver arriba

Anestesia

¿Qué debe saber cada paciente sobre la anestesia dental?
Las principales prioridades de los dentistas colegiados en COEA son brindarle a usted cuidados apropiados de alta calidad y hacer que su visita sea tan placentera como sea posible. Los adelantos en las técnicas y en los medicamentos dentales pueden reducir enormemente—y hasta eliminar—las molestias durante el tratamiento dental, y su dentista  quiere que usted se entere de ello. A continuación se explican las opciones que existen para ayudar a aliviar la ansiedad y el dolor que pueden estar relacionados con los cuidados dentales.

¿Qué son los analgésicos?
Los analgésicos no-narcóticos son los fármacos de uso más común para aliviar el dolor de muelas o el dolor después de un tratamiento dental. Esta categoría incluye la aspirina, el paracetamol, el acetominofén y los fármacos antiinflamatorios no esteroides como el ibuproféno.

Los analgésicos narcóticos, como los que contienen codeína, actúan sobre el sistema nervioso central para aliviar el dolor. Se usan para el dolor más severo.

¿Qué es anestesia tópica?
Los anestésicos tópicos se aplican en los tejidos de la boca con un algodoncillo para prevenir el dolor al nivel de la superficie. Su dentista puede usar un anestésico tópico para adormecer un área como preparación para administrar un anestésico local inyectable. Los anestésicos tópicos se pueden usar también para aliviar las dolorosas úlceras en la boca.

Los anestésicos locales inyectables, previenen el dolor en un área específica de la boca durante el tratamiento, bloqueando los nervios que perciben o transmiten el dolor y adormeciendo los tejidos de la boca. Causan el adormecimiento temporal conocido a menudo como la sensación de tener el “labio hinchado”. Los anestésicos inyectables se pueden usar en los procedimientos como la obturación de las caries, la preparación del los dientes para colocar las coronas o el tratamiento de la enfermedad periodontal (de las encías).

¿Qué es sedación y anestesia general?
Los agentes contra la ansiedad, como el óxido nitroso, o sedantes pueden ayudarlo a relajarse durante las visitas dentales y a menudo se pueden usar junto con los anestésicos locales. Los dentistas pueden usar también estos agentes para inducir “sedación conciente”, en la que el paciente alcanza un estado relajado durante el tratamiento, pero puede responder a preguntas o al tacto. Los sedantes se pueden administrar por boca, por inhalación o por inyección antes, durante o después de los procedimientos dentales.

Los tratamientos más complejos podrían requerir fármacos que pueden inducir “sedación profunda”, que causa la pérdida de las sensaciones y reduce el conocimiento para aliviar tanto el dolor como la ansiedad. En ocasiones, los pacientes se someten a “anestesia general”, en la que los fármacos causan la pérdida temporal del conocimiento. La sedación profunda y la anestesia general pueden ser recomendadas para ciertos procedimientos en los niños u en otras personas que tienen ansiedad severa o que tienen dificultad para controlar sus movimientos.

Los dentistas usan las técnicas para controlar el dolor y la ansiedad mencionadas anteriormente para tratar sin problema a millones de pacientes todos los años. Aun así, tomar cualquier medicamento conlleva cierto riesgo. Conocer su estado de salud e informarle a su dentista sobre cualquier enfermedad o condición médica, si está tomando algún medicamento (con o sin receta), y si ha tenido alguna vez cualquier problema como reacciones alérgicas con cualquier medicamento. Incluye además comprender los riesgos y los beneficios que conlleva el tratamiento dental, para que usted y su dentista puedan tomar la mejor decisión acerca del tratamiento correcto para usted.

Cuando conozca la variedad de opciones disponibles para aliviar la ansiedad y el malestar será una persona bien informada. Si tiene preguntas o preocupaciones acerca de su salud oral, no deje de hablar con su dentista. Si todavía le preocupa algo, considere obtener una segunda opinión. Trabajando juntos, usted y su dentista pueden escoger los pasos apropiados para hacer que su visita dental sea lo más segura y confortable posible, y para ayudarlo a mantener una sonrisa saludable.

volver arriba

Anorexia/ Bulimia y la salud oral

¿Cuáles son los problemas de salud bucal asociados a trastornos de la alimentación?
La anorexia y la bulimia que pueden dañar sus dientes en diversas formas.

Un individuo bulímico entra en un ciclo de ingestas alimenticias excesivas y posteriormente se provoca el vómito. Los ácidos del estómago presentes en los vómitos atraviesan la boca y pueden erosionar el esmalte dental provocando caries, decoloración y pérdida de los dientes.

Como los dientes aparecen desgastados y amarillentos, el dentista puede ser el primero en detectar signos de trastornos alimenticios. La odontología cosmética ayuda a corregir el esmalte dental deteriorado.

En los casos de anorexia, el estado de semi inanición del individuo priva al cuerpo de los nutrientes que necesita. Puede suceder que se desarrolle una osteoporosis que debilite los huesos maxilares que sostienen a los dientes provocando la pérdida de ellos.

En ambas enfermedades, es de suma importancia el tratamiento de las causas subyacentes que conducen a la anorexia y a la bulimia así como las complicaciones dentales que resulten de las mismas. Si bien el dentista puede corregir el esmalte dental deteriorado, no puede tratar el trastorno de alimentación real. Si usted piensa que sufre un trastorno de este tipo, o que podría llegar a sufrirlo, hable con su médico.

volver arriba

Blanqueamiento de dientes

¿Qué le debe preguntar a su dentista?
Puede comenzar por hablar con su dentista. Él o ella le puede decir si los productos blanqueadores serían eficaces en su caso. Los blanqueadores no pueden corregir todos los tipos de decoloración. Por ejemplo, los dientes amarillos probablemente blanqueen bien, los dientes parduzcos podrían blanquear menos, y los dientes grisáceos puede que no blanqueen nada. Asimismo, el blanqueamiento puede que no dé realce a su sonrisa si tiene resinas compuestas u obturaciones del color de los dientes en los dientes anteriores. El blanqueador no afecta el color de estos materiales, y resaltarán en la nueva sonrisa blanqueada. En estos casos, usted debe investigar otras opciones como las carillas de porcelana o la adhesión de resinas compuestas.

¿Qué es blanqueamiento en la consulta dental?
Si usted es candidato para el blanqueamiento, su dentista le puede sugerir un procedimiento que se puede hacer en la consulta dental. Este procedimiento es el blanqueamiento en el sillón dental y puede que requiera más de una visita a la consulta dental.

Durante el blanqueamiento en la consulta dental, el dentista aplica un gel protector a las encías o un dique de goma para proteger los tejidos orales blandos. Entonces se aplica un agente blanqueador en los dientes, y se puede usar una luz especial para aumentar la acción del agente.

¿Cuáles son los procedimientos y los productos para usar en casa?
Las soluciones blanqueadoras. Son productos que contienen peróxido(s), que blanquean los dientes.  El peróxido de carbamida viene en diferentes concentraciones , así como el peróxido de Hidrógeno.
Los blanqueadores con peróxido normalmente vienen en un gel que se coloca en un protector bucal. Los regímenes de uso varían. Algunos productos se usan dos veces al día, y otros son para usarse por la noche. La duración del tratamiento varía en función de la solución empleada y del tipo de manchas presentes en sus dientes. Si obtiene la solución blanqueadora de su dentista, él o ella le puede hacer un protector bucal a la medida que se ajuste a sus dientes con precisión.

Usted debe también hablar con su dentista si algún efecto secundario se hace muy molesto. Por ejemplo, los dientes se pueden hacer sensibles durante el periodo cuando esté usando la solución blanqueadora. Esta sensibilidad es temporal y debe disminuir una vez haya terminado el tratamiento. Algunas personas también sufren de irritación en los tejidos blandos—por la cubeta que no ajusta correctamente o porque la solución puede haber entrado contacto con los tejidos. Si tiene alguna preocupación sobre estos efectos secundarios, debe discutirlos con su dentista.

volver arriba

Boca Seca

¿Qué es la sequedad bucal?
La boca seca significa que usted no tiene suficiente saliva para mantener la boca húmeda. Todos, alguna vez, hemos sentido la boca seca; especialmente si hemos estado nerviosos, molestos o muy tensos. Sin embargo, si usted siente su boca seca la mayor parte del tiempo, eso resulta muy incómodo y puede traerle serios problemas de salud o indicar la existencia de otra afección médica más importante. Estas afecciones se producen porque la función de la saliva no es solamente la de mantener la boca húmeda; La saliva ayuda a digerir los alimentos, protege los dientes contra las caries, evita infecciones al controlar la población de bacterias en la boca y posibilita la masticación y la deglución.
Hay varias razones por las cuales las glándulas que producen la saliva, denominadas glándulas salivales, podrían no estar funcionando adecuadamente.

Estas razones podrían ser:

  • Efectos colaterales de ciertos medicamentos: más de 400 medicamentos pueden provocar sequedad bucal. Entre ellos, los antihistamínicos, descongestivos, analgésicos, diuréticos y medicamentos para hipertensión y específicos para la depresión.
  • Enfermedades: hay enfermedades como la diabetes, el mal de Hodgkin y de Parkinson, el virus HIV o del SIDA, y el síndrome de Sjögren que afectan a las glándulas salivales y pueden producir sequedad bucal.
  • Radioterapia: durante el tratamiento de cáncer con radioterapia, las glándulas salivales pueden dañarse ante la radiación de la cabeza y el cuello. La pérdida de la saliva puede ser total o parcial, permanente o temporal
  • Quimioterapia: las drogas que se utilizan en el tratamiento de cáncer pueden espesar la saliva y provocar sequedad bucal.
  • Menopausia: los cambios en los niveles hormonales afectan las glándulas salivales. A menudo, las mujeres menopaúsicas y post menopaúsicas sufren una sensación persistente de sequedad bucal.
  • Tabaquismo: un gran número de fumadores sufren de sequedad bucal.


¿Cómo sé si tengo sequedad bucal?

Todos sentimos la boca seca de vez en cuando. Si esa sensación persiste en el tiempo será indicativo de problemas en la producción de saliva. Los síntomas de la sequedad bucal son:

  • Sensación de sequedad y de boca pastosa
  • Dificultades para deglutir
  • Sensación de ardor en la lengua
  • Sensación de sequedad en la garganta
  • Labios partidos
  • Reducción de la capacidad del gusto o gusto metálico permanente en la boca
  • Llagas
  • Mal aliento frecuente
  • Dificultad para masticar y hablar

¿Cómo se trata la sequedad bucal?

La única forma de curar la sequedad bucal es tratar sus causas. Si la sequedad se debe a algunos medicamentos, su médico debe cambiar la prescripción o la dosis. Si sus glándulas salivales no están funcionando correctamente, pero producen algo de saliva, su médico le prescribirá un medicamento que ayudará a las glándulas a trabajar mejor.

Si la causa de la sequedad no puede eliminarse, la humedad de la boca se podrá recuperar de diferentes modos. Su dentista le recomendará el uso de humedecedores bucales, como sustituto de la saliva. Los enjuagues bucales especialmente formulados para la sequedad bucal proporcionan alivio. También, considere estas sugerencias:

  • Tome frecuentemente agua o bebidas sin azúcar
  • Evite las bebidas como café, té o gaseosas que pueden producirle sequedad
  • Mastique chicles sin azúcar o caramelos duros sin azúcar para estimular el flujo salival (en caso que exista cierto funcionamiento de la glándula salival)
  • No fume ni beba alcohol ya que los mismo producen sequedad bucal
  • Sepa que los alimentos salados o muy picantes pueden provocar dolor en la boca seca
  • Por las noches, utilice humidificadores

volver arriba

Bruxismo

Si usted despierta con dolor en los músculos faciales o dolor de cabeza, puede estar presentando bruxismo (apretar y rechinar los dientes). El bruxismo provoca que los dientes duelan, se aflojen o se desgasten  y llegan literalmente a pulverizarse o desmoronarse. Además de destruir el hueso que soporta al diente y causar problemas de articulación, tal como el síndrome de la articulación temporomandibular.

¿Cómo sé si tengo bruxismo?

Para la mayoría de las personas, el bruxismo es un hábito inconsciente. Puede que no se de cuenta que lo hace hasta que alguien más le comente que escucha rechinar sus dientes mientras duerme. También se puede descubrir en la visita dental pues sus dientes se encontrarán desgastados o el esmalte fracturado.

El bruxismo puede presentar signos tales como dolor facial, de cabeza y cuello. Su dentista puede diagnosticar y determinar si la causa de este dolor es por bruxismo.

¿Cómo se trata el bruxismo?

El tratamiento apropiado, dependerá de saber qué es lo que está causando el problema. Con preguntas precisas y un examen dental, su dentista determinará la causa potencial del bruxismo y de acuerdo al daño dental y la causa, le puede sugerir utilizar una férula dental mientras duerme, elaborada por su dentista con ajuste exacto en su boca, se coloca sobre sus dientes superiores (a veces sobre los inferiores) y los protege para que éstos no rechinen contra los inferiores. Aunque la férula es una excelente manera para tratar el bruxismo, no soluciona el problema.

Debe buscar la manera de relajarse, puesto que el estrés parece ser la causa principal del bruxismo; cualquier cosa que reduzca efectivamente el estrés puede ayudar, como el escuchar música, leer, caminar o tomar un baño. También se puede aplicar una toalla húmeda y caliente sobre su cara para aliviar el dolor muscular por el apretamiento de los dientes. Se pueden quitar los puntos altos de los dientes para ajustar la mordida. Una mordida dispareja, en donde los dientes no se articulan, también puede corregirse con nuevas restauraciones, coronas o tratamiento de ortodoncia. Una férula utilizada por la noche protegerá a sus dientes, pero no soluciona el problema.

volver arriba

Cancer Oral

Tengo una mancha blanca en la boca que parece que no se va. ¿Es serio?
Las úlceras en la boca pueden ser síntomas de una enfermedad o trastorno médico. Las aftas bucales y las úlceras del herpes labial son molestas, y a veces dolorosas, pero normalmente desaparecen con el tiempo. La leucoplasia—una mancha gruesa blancuzca que se forma en el interior de las mejillas, en las encías o en la lengua—es más peligrosa porque se puede convertir en cáncer. Las leucoplasias son causadas por un crecimiento celular excesivo y son comunes entre los que usan tabaco. También pueden ser causadas por la irritación de una dentadura mal ajustada o por morder el interior de las mejillas. Visite a su dentista si tiene una úlcera en la boca que dure una semana o más.

¿Cómo puedo ayudar a prevenir el cáncer oral?
Elimine los factores de riesgo. El uso de tabaco combinado con el fuerte uso del alcohol  es el principal factor de riesgo para el cáncer oral. Programe visitas regulares al dentista para permitir la detección y el tratamiento tempranos si se desarrollara un cáncer. Mírese bien la boca después de cepillarse o de usar el hilo dental.
Si nota cualquiera de estos signos, visite a su dentista:

  • una úlcera o irritación que sangra fácilmente y no sana;
  • lesiones rojas y/o blancas;
  • dolor, sensibilidad o adormecimiento en cualquier parte de la boca o de los labios;
  • una protuberancia, engrosamiento, superficie áspera, costra o área pequeña erosionada;
  • dificultad al masticar, al tragar, al hablar o al mover la mandíbula o la lengua;
  • o un cambio en la mordida cuando cierra la boca completamente.

El cáncer bucal se produce en los labios (generalmente, en el inferior), dentro de la boca, en la lengua, en la parte posterior de la garganta, en las amígdalas o en las glándulas salivales. Afecta con mayor frecuencia a los hombres que a las mujeres, y principalmente lo padecen personas mayores de 40 años. El tabaquismo en combinación con la ingesta fuerte de alcohol constituye factores claves de riesgo.

La detección tardía del cáncer bucal, puede implicar cirugía, radioterapia y quimioterapia, y disminuye la posibilidad de curación completa. La detección temprana del cáncer bucal es fundamental para el éxito del tratamiento.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer bucal?

Usted, no siempre, podrá identificar los primeros signos de alerta, de allí la importancia de las revisiones odontológicas y médicas regulares. Su dentista cuenta con la capacitación necesaria para identificar las señales de alerta del cáncer bucal. No obstante, además de los controles regulares, usted debe visitar a su dentista si observa alguna de las siguientes anomalías:

  • Una llaga en los labios, en las encías o dentro de su boca que sangra con facilidad y no cicatriza
  • Un bulto o engrosamiento en la mejilla que usted puede percibir con la lengua
  • Pérdida de sensaciones o adormecimiento en alguna parte de la boca
  • Manchas blancas o rojas en las encías, la lengua o dentro de la boca
  • Dificultad para masticar o deglutir los alimentos
  • Dolor, sin explicación alguna, en la boca o sensación de atoramiento en la garganta
  • Una hinchazón tal en la mandíbula causando que la prótesis ajuste apropiadamente
  • Cambio en la voz


¿Cómo se trata el cáncer bucal?

Después del diagnóstico, un equipo de especialistas desarrollan un plan de tratamiento que se adapta a las necesidades de cada paciente. Habitualmente se necesita realizar una cirugía y, luego, se aplica radioterapia y quimioterapia. Es importante la visita al dentista porque él conoce los cambios que estas terapias ocasionarán en su boca.

¿Cuáles son los efectos colaterales de la terapia radioterapia?

Cuando se usa radioterapia en la cabeza y el cuello, un gran número de personas sufren irritaciones en la boca, sequedad, dificultades en la deglución y cambios en el gusto. Los radioterapia también incrementa las probabilidades de caries, por eso es especialmente importante el cuidado de dientes, encías, boca y garganta durante el tratamiento.
Consulte con el especialista en cáncer sobre los problemas bucales que pueden suscitarse durante o después del tratamiento de radioterapia. Consulte a su dentista antes de comenzar una radioterapia contra el cáncer en cabeza y cuello, pregúntele qué puede hacer antes, durante y después del tratamiento para evitar efectos colaterales bucales.

¿Cómo mantengo la salud bucal durante la terapia?

Cepille los dientes con un cepillo suave después de las comidas y limpiélos con hilo dental. Evite las especias y los alimentos duros como vegetales crudos, aperitivos fritos y frutos secos. Evite el consumo de tabaco y alcohol. Ingiera o mastique chicles o golosinas sin azúcar para mantener la boca húmeda.
Antes de comenzar la radioterapia , informe a su dentista y acuda a una consulta para que le realice un examen completo. Solicite a su dentista que se comunique con el oncólogo responsable de la radioterapia antes de comenzar el tratamiento.

volver arriba

Cambios orales con la edad

¿Es inevitable la pérdida de los dientes en la edad avanzada?
¡No! Hoy día, los adultos de edad avanzada están manteniendo sus dientes naturales por los desarrollos científicos y porque la odontología hace hincapié en la prevención.
La buena higiene oral y los cuidados dentales regulares son importantes durante toda la vida, no importa la edad. Teniendo buena higiene oral en el hogar y visitando a su dentista regularmente, usted podrá prevenir los problemas dentales y economizará tiempo y dinero también. A la vez, puede salvar sus dientes y sus encías.

¿A mi edad, por qué molestarme con la higiene oral, como el cepillado y el uso del hilo dental?
Cepillarse y usar el hilo dental cuidadosamente a diario para limpiar los dientes naturales es esencial para mantenerlos en buena condición—especialmente al envejecer. La placa dental, una capa incolora y pegajosa de bacterias, que causa las caries dentales y la enfermedad periodontal (de las encías), se acumula rápidamente sobre los dientes de los adultos mayores, especialmente cuando descuidan la higiene oral. Esto puede aumentar su riesgo de caries dental y de enfermedad periodontal.

Unos sencillos pasos pueden ayudarlo a mantener buena higiene oral durante toda la vida. Cepíllese los dientes dos veces al día con una pasta de dientes con fluor, y límpiese entre los dientes una vez al día con hilo dental u otro limpiador interdental. Asegúrese de ver a su dentista regularmente para recibir exámenes y limpiezas dentales profesionales.

¿Se deben preocupar los adultos por las caries?
La caries dental no es un problema solamente de los niños. Los adultos de todas las edades pueden tener caries también. Las causas de las caries dentales son las mismas para todos, sin importar la edad. La caries resulta cuando las bacterias en la placa se alimentan con los carbohidratos (azúcar y almidón) en nuestra dieta para producir ácidos que causan cavidades.

Sin embargo, la naturaleza del problema de las caries sí cambia algo según las personas envejecen. Los adultos tienen más probabilidades de tener caries alrededor de las obturaciones viejas, y como muchos adultos crecieron sin los beneficios del flúor, tienen más obturaciones. La caries en la raíz de los dientes es también común entre los adultos mayores. La caries en la raíz ocurre cuando hay recesión de las encías lo que expone la superficie más blanda de la raíz, que sufre la caries más fácilmente que el esmalte del diente.

La boca seca también promueve la caries dental. Esta condición—llamada xerostomía—ocurre cuando la cantidad de saliva se reduce grandemente. Puede ser causada por muchos tipos de medicamentos (como los antihistamínicos, los antihipertensivos, y los antidepresivos) o por la radioterapia en la cabeza o en el cuello. La saliva se necesita para lubricar la boca, llevarse los alimentos y neutralizar los ácidos producidos por la placa. Si se permite que continúe, la boca seca puede llevar a la caries dental rampante. Si cree que tiene este problema, asegúrese de consultarlo con su dentista o con su médico. Ellos le pueden recomendar una saliva artificial y productos con fluoruro para ayudar a prevenir la caries dental.

Tengo entendido que la enfermedad periodontal (de las encías) es una de las mayores causas de la pérdida de los dientes en los adultos, ¿pero hay algo que se pueda hacer para evitarlo?
La enfermedad de las encías--enfermedad periodontal—a menudo progresa lentamente, sin dolor, por largo tiempo. Esta es una de las razones por la cual es común entre los adultos mayores. Mientras mas tiempo siga la enfermedad sin detección y sin control, más daño causa en las encías y en otros tejidos de soporte. Aunque la enfermedad periodontal es causada por la placa, hay otros factores que pueden aumentar el riesgo o la severidad del la condición. Entre éstos están los alimentos atrapados entre los dientes, fumar, los dientes mal alineados, los puentes o dentaduras parciales desajustados, la dieta pobre y enfermedades sistémicas como la anemia.

Aunque la enfermedad periodontal es común, se puede controlar o detener. En las etapas tempranas, se le puede dar marcha atrás. El tratamiento de los casos avanzados requiere cirugía. Esté al tanto de estas señales de aviso y visite a su dentista si nota cualquiera de éstas: le sangran las encías cuando se cepilla, tiene las encías rojas, doloridas o hinchadas; las encías se han separado de los dientes; sale pus entre los dientes y las encías cuando se las aprieta; tiene los dientes flojos o que se mueven; cualquier cambio en su mordida; cualquier cambio en el ajuste de su dentadura parcial; tiene mal aliento o mal sabor constante.

Mi dentadura no se siente tan confortable como antes. ¿Debería yo probar diferentes productos para intentar mejorarla?
Su dentadura fue hecha para ajustar con precisión. Si se cuida correctamente, no cambia su forma. Se puede aflojar por los cambios naturales en las encías y en el hueso de soporte. Según se achica la mandíbula, las encías también se achican. Cuando su dentadura no ajuste bien, vea a su dentista cuanto antes para que las ajuste. No intente cambiar el ajuste de su dentadura usted mismo. Esto puede causar daños irreparables. ¡Podría ser un experimento costoso! Las dentaduras desajustadas que se arreglan en el hogar pueden irritar las encías, la lengua, y las mejillas. En emergencias, se pueden usar adhesivos para dentaduras para mantener la dentadura estable en lo que ve al dentista. Si su dentadura está floja, pídale a su dentista que la revise.

Ahora que tengo dentaduras completas, ¿necesito ver al dentista con la misma frecuencia que antes?
Aunque no tenga ya sus dientes naturales, usted debe ver a su dentista regularmente para que le haga un examen oral. El dentista examinará la boca para ver si hay algún problema con las encías, la lengua y las articulaciones de la mandíbula, así como para ver si hay cáncer. Por varias razones, muchos adultos mayores son más susceptibles a las enfermedades orales, incluyendo el cáncer oral. Alrededor del 95 por ciento de todos los cánceres se encuentran en las personas mayores de 40 años. Sin embargo, muchos de estos cánceres se pueden tratar si se detectan temprano. Los tejidos orales se examinan también para buscar signos de otras enfermedades que se pueden manifestar primero en la boca.

He notado que tengo dificultad al masticar y al tragar algunos alimentos. ¿Necesito en verdad comer la misma cantidad o variedad de alimentos que comía cuando era más joven?
Tener la nutrición apropiada es importante para todos, jóvenes y viejos. Muchos adultos mayores no comen una dieta balanceada y evitan las carnes, los vegetales crudos y las frutas frescas porque tienen problemas al masticar y al tragar. Estos problemas pueden ser causados por los dolores de dientes, las dentaduras desajustadas, la boca seca o por cambios en los músculos de la cara. Otros notan que su sentido del gusto ha cambiado, en ocasiones debido a una enfermedad o a ciertos medicamentos. Por estos y otros factores, las dietas de los adultos mayores a menudo carecen de calcio, proteínas y otros nutrientes esenciales para la salud dental y la general. Usted necesita una dieta balanceada basada en los cinco grupos de alimentos—leche y productos lácteos; panes y cereales; carnes ; frutas y vegetales. Puede que usted necesite un suplemento de multivitaminas o minerales, pero no intente ser su propio médico. Use estos suplementos solamente después de consultar a su médico.

Las visitas dentales me causan ansiedad. Sé que debo ir, pero no puedo. ¿Qué puedo hacer?
La ansiedad por las visitas dentales no es rara. Las personas de cualquier edad pueden sentirla. Los adultos mayores pueden ser menos capaces de hacerle frente al estrés debido a ciertas condiciones como la pérdida de la vista o de la audición. La comunicación entre usted y su dentista es un aspecto importante de la visita dental confortable. Usted debe comunicarles sus temores al dentista y a su personal. Déjeles saber que está ansioso para que puedan ajustar el tratamiento y el ritmo a sus necesidades. Los adelantos en el control del dolor y de la ansiedad, incluyendo muchas técnicas de terapia conductista, préstamo de la psicología, han hecho que las visitas dentales sean relativamente libres de ansiedad y de dolor.

Estoy tomando un medicamento que me recetó el médico. ¿Puede afectar esto mi tratamiento dental?
Cuando el dentista le haga preguntas sobre su historia médica, asegúrese de darle la información de su salud completa y al día. Infórmele a su dentista de hospitalizaciones o cirugías recientes, o si ha estado enfermo recientemente. Además, dígale al dentista los nombres, las dosis y la frecuencia de cualquier medicamento que esté tomando—sea con receta o sin ella—y el nombre de su médico. Infórmele al dentista de cualquier cambio en su salud o en sus medicamentos. Esta información ayudará al dentista a seleccionar el método de tratamiento más seguro y más eficaz para usted.

He oído de los implantes como una alternativa para las dentaduras. ¿Qué debo saber sobre los implantes?
Los implantes dentales pueden ofrecer soluciones para los pacientes que no pueden funcionar apropiadamente con las dentaduras convencionales. Sin embargo, no todos los pacientes son candidatos para los implantes. La decisión se puede tomar solamente después de que el dentista haya hecho un examen cuidadoso y haya discutido con usted los beneficios y los riesgos relativos y lo que el procedimiento conlleva. Pregúntele a su dentista si los implantes dentales son una opción para usted.

He oído de algunas técnicas cosméticas nuevas que pueden mejorar las sonrisas. ¿Son apropiadas para los adultos mayores?
Los adultos mayores se pueden beneficiar de las muchas opciones disponibles hoy en día para mejorar la apariencia de la sonrisa. Su dentista le puede describir y explicar los diferentes tratamientos apropiados. Parte de llegar a la madurez es la aceptación del envejecimiento y el tener expectativas realistas acerca de la apariencia. En ese contexto, el tratamiento dental para los adultos mayores puede ser una manera saludable de adaptarse y mantener la buena salud dental y el bienestar emocional. Los dientes y la boca juegan un papel crítico en el desarrollo y en el bienestar psicológico durante toda la vida. La odontología moderna ha expandido las opciones estéticas para las personas de todas las edades. Junto con la buena higiene oral y las visitas dentales regulares, las técnicas cosméticas pueden ayudar a mejorar la apariencia de su sonrisa.

¿Qué está haciendo la odontología para servir mejor a los adultos más mayores?
Los dentistas están experimentando una revolución silenciosa en sus consultas dentales según el número de pacientes mayores aumenta en forma constante y sus tratamientos se enfocan más en los dientes naturales. La profesión sabe que esta población creciente está usando menos dentaduras y está manteniendo los dientes naturales por más tiempo. También, sabemos que algunos de los pacientes en este grupo requieren consideraciones especiales porque la movilidad y las destrezas reducidas pueden hacer difícil la higiene oral diaria. Además, las condiciones y discapacidades médicas son factores que los dentistas toman en consideración con algunos pacientes. En ocasiones, la falta de conocimiento sobre la disponibilidad de los tratamientos y las técnicas lleva a los pacientes mayores a hacer suposiciones falsas acerca de su salud dental y a tolerar condiciones como los dolores de muelas, las encías sangrantes y los chasquidos de las dentaduras. Los dentistas están adquiriendo información práctica acerca de cómo manejar eficazmente las necesidades de tratamiento de los pacientes mayores.

Los dentistas son cada vez más conscientes de las necesidades especiales y la importancia de la salud dental en los pacientes mayores. Los adultos mayores como grupo son más conscientes de la salud que nunca antes. La salud oral es parte importante de su salud en general y la profesión dental está dedicada a proveer el tratamiento y los consejos que los adultos mayores necesitan para mantenerla.

¿Por qué se me ven más oscuros los dientes?
Uno de los cambios que usted puede notar según envejece es que es más difícil mantener los dientes limpios y blancos. Esto pasa porque la capa pegajosa e incolora de bacterias, llamada placa, puede acumularse más rápidamente y en mayor cantidad según envejecemos. Los cambios en la dentina, el tejido parecido al hueso que está debajo del esmalte, pueden hacer que sus dientes luzcan un poco más oscuros.

¿Por qué siento la boca seca?
La sequedad en la boca que es resultado de la reducción en el flujo de saliva es un problema común entre los adultos mayores. Es causada por ciertos trastornos médicos y a menudo es un efecto secundario de los medicamentos como los antihistamínicos, los descongestionantes, los analgésicos y los diuréticos. Entre los problemas comunes asociados con la boca seca están el dolor de garganta continuo, la sensación de ardor, los problemas al hablar, la dificultad al tragar, la ronquera o la sequedad en los pasajes nasales. Sin tratamiento, la boca seca puede dañar sus dientes. Sin saliva suficiente para lubricar la boca, llevarse los alimentos y neutralizar los ácidos producidos por la placa dental, se pueden formar caries extensas.

Su dentista le puede recomendar varios métodos para restaurar la humedad. Los dulces sin azúcar y la goma de mascar sin azúcar estimulan el flujo de la saliva, y la humedad se puede reemplazar usando saliva artificial y enjuagues orales.

¿Por qué estoy perdiendo el sentido del gusto?
Puede que note que está perdiendo el apetito debido a cambios en su sentido del gusto. Varios factores pueden causar este cambio. Además de la reducción en los sentidos del gusto y del olfato por la edad, ciertas enfermedades, medicamentos y las dentaduras pueden contribuir a la disminución de su sentido del gusto.

volver arriba

Caries

¿Qué son las caries?
La caries dental es la destrucción de los tejidos de los dientes causada por la presencia de ácidos producidos por las bacterias de la placa depositada en las superficies dentales. Este deterioro de los dientes está muy influenciado por el estilo de vida, es decir influye lo que comemos, la forma cómo cuidamos nuestros dientes (nuestros hábitos de higiene), la presencia de flúor en el agua y la crema dental que utilizamos. La herencia también juega un papel importante en la susceptibilidad de sus dientes a la caries.

Si bien la caries suele ser más común en niños, los adultos también corren riesgo de padecerla. Los tipos de caries incluyen:

  • Caries de corona: Son las más comunes, se presenta tanto en niños como en adultos, y generalmente sobre las superficies de masticación o entre los dientes.
  • Caries radicular: a medida que avanzamos en edad, las encías se retraen, dejando expuestas partes de la raíz del diente. Como las raíces no están recubiertas por esmalte, estas zonas expuestas pueden afectarse fácilmente.
  • Caries recurrentes: se pueden formar alrededor de las obturaciones y coronas existentes. Sucede debido a que dichas zonas tienen tendencia a acumular placa, lo cual finalmente produce la formación de caries.

Los adultos corren especial riesgo de padecer caries si sufren de sequedad bucal, que es un trastorno provocado por la falta de saliva debido a algunas enfermedades, el uso de algunos medicamentos, y a tratamientos de radioterapia y quimioterapia. La sequedad bucal puede ser temporal o permanente, según su origen.

Las caries pueden ser graves ya que si no se tratan, pueden destruir el diente y matar los delicados nervios de su interior, lo cual puede provocar un absceso (una infección en el extremo de la raíz). Una vez formado un absceso, el único tratamiento posible es la endodoncia (también llamada tratamiento del conducto radicular) o la extracción del diente.

¿Cómo sé si tengo una caries?
Sólo su dentista puede determinar con seguridad si tiene una caries. Esto se debe a que las caries se desarrollan debajo de la superficie del diente, donde no puede verlas. Cuando ingiere alimentos que contienen carbohidratos (azúcares y almidones), las bacterias de la placa los consumen y producen ácidos que destruyen el diente. Con el tiempo, el esmalte dental comienza a desmineralizarse y así se forma una caries.

Las caries son más proclives a desarrollarse en las fosas de las superficies de masticación de los dientes posteriores, entre los dientes y cerca de la encía. Sin embargo, independientemente de dónde aparezcan, el mejor modo de localizarlas y tratarlas antes de que se agraven es visitar al dentista y someterse a revisiones o controles regulares.

¿Cómo puedo ayudar a prevenir las caries?

  • Cepíllese los dientes por lo menos dos veces al día y utilice hilo dental diariamente para eliminar la placa depositada entre los dientes y debajo de la encía.
  • Sométase a revisiones dentales periódicas. La atención preventiva ayuda a evitar que ocurran problemas y que los problemas menores se conviertan en mayores.
  • Lleve una dieta equilibrada restringida en alimentos con almidones o azúcares. Cuando ingiera estos alimentos, intente hacerlo junto a una comida y no entre comidas para minimizar así la cantidad de veces que expone sus dientes al ácido que producen las bacterias.
  • Utilice productos dentales que contengan flúor, incluida la crema dental.

volver arriba

Caries en niños pequeños o caries infantil

¿Qué es caries de biberón?
La caries en los bebés y los niños pequeños de llama caries de biberón. Puede destruir los dientes y ocurre mayormente en los dientes delanteros de arriba, pero puede afectar otros dientes.

¿Qué causa la caries de biberón?
La caries ocurre cuando se le dan al bebé líquidos endulzados y se le dejan en la boca por largos periodos. Muchos líquidos dulces, incluyendo la leche, la fórmula y el jugo de frutas, causan problemas. Las bacterias en la boca usan estos azúcares como alimento. Entonces ellas producen los ácidos que atacan los dientes. Cada vez que su niño bebe de estos líquidos, los ácidos atacan por 20 minutos o más. Luego de muchos ataques, se pueden formar caries en los dientes.

No es sólo lo que usted pone en el biberón del niño lo que causa las caries, sino con qué frecuencia y por cuánto tiempo. Darle a su niño un biberón con un líquido endulzado muchas veces al día no es buena idea. Permitir al niño dormirse con un biberón en las siestas o por la noche puede también hacer daño a sus dientes.

¿Por qué son importantes los dientes de leche?
Los dientes de leche de su niño son importantes. Los niños necesitan dientes fuertes y saludables para masticar los alimentos, para hablar y para tener una sonrisa bella. Los dientes de leche también mantienen el espacio en los maxilares para los dientes de adulto. Si se pierde un diente de leche muy pronto, los dientes adyacentes pueden moverse hacia el espacio vacío. Cuando llegue el momento de salir los dientes adultos, puede que no haya suficiente espacio. Esto puede causar que queden apiñados o torcidos.

¿Cómo se puede prevenir la caries de biberón?
A veces los padres no se dan cuenta de que los dientes del bebé se pueden cariar tan pronto como aparecen en la boca. Para cuando se notan las caries, puede ser muy tarde para salvar el diente. Usted puede ayudar a prevenir que le suceda esto a su niño siguiendo las sugerencias a continuación:

  • Luego de cada vez que coma, limpie las encías de su bebé con una gasa limpia doblada. Comience a cepillar los dientes de su niño en cuanto aparezca el primer diente. Limpie y aplique masaje en las áreas de las encías que no tienen dientes todavía, y comience a usar el hilo dental cuando todos los dientes de leche hayan hecho erupción, normalmente como de los 2 a los 2 años y medio.
  • Nunca permita que su niño se duerma con un biberón con leche, fórmula, jugo de frutas o líquidos endulzados.
  • Si su niño necesita consuelo entre las horas del biberón, por la noche, o durante las siestas, déle a su niño un chupete recomendado por su dentista o su médico. Nunca le de a su niño un chupete empapado de algún líquido dulce.
  • Evite llenar el biberón de su niño con líquidos como agua de azúcar y refrescos (sodas).
  • Si el suministro de aguas de su localidad no contiene fluoruro (una sustancia que ayuda a prevenir la caries dental), pregúntele a su dentista cómo su niño debe obtenerlo, o a su pediatra.

Comience las visitas al dentista antes del primer cumpleaños de su niño. Vaya regularmente. Si cree que su niño tiene problemas dentales, lleve al niño al dentista lo antes posible.

volver arriba

Dentaduras. Prótesis removibles

¿Qué son las prótesis dentales?
Las prótesis reemplazan piezas dentales ausentes y pueden quitarse y volver a colocarse en la boca. Si bien a algunas personas les lleva cierto tiempo acostumbrarse a su uso y nunca la sienten exactamente como a la propia dentadura, las prótesis actuales tienen un aspecto muy natural y se toleran mejor que en el pasado.

Existen dos tipos: Las prótesis completas y las prótesis parciales. Su dentista le ayudará a elegir el tipo que sea más conveniente para usted sobre la base de la necesidad de reemplazar sólo algunas piezas dentales o la totalidad de las mismas.

¿Cómo trabajan las prótesis dentales?
Las prótesis completas tienen una base de acrílico color rosado que se adapta sobre las encías. Las prótesis superiores cubren el paladar (el techo de la boca), mientras que las inferiores tienen forma de herradura para dejar libre la lengua.

Las prótesis se hacen a medida en un laboratorio dental a partir de las impresiones de la boca que toma su dentista. Luego, determinará cuál de los tres tipos descritos debajo es el mejor para usted.

  • Prótesis completa convencional
    Se coloca en su boca una vez que se extrajeron las piezas dentales restantes y cicatrizaron los tejidos correspondientes. La cicatrización puede llevar meses y durante ese tiempo usted no tendrá dientes.
  • Prótesis completa inmediata
    Se coloca inmediatamente después de retirar los dientes (Su dentista toma los modelos y confecciona la dentadura en una visita anterior). Si bien las prótesis inmediatas cuentan con la ventaja de que el paciente no tiene que estar sin dentadura, las mismas deben volver a rellenarse varios meses después de haberlas colocado. La razón es que el hueso que sostiene los dientes toma una forma nueva a medida que cicatriza y hace que la prótesis quede floja.
  • Prótesis parcial
    Es aquella que descansa sobre una montura de metal que se sujeta a sus dientes naturales. Algunas veces se colocan coronas sobre los propios dientes y las mismas sirven de anclaje a la prótesis. Las prótesis parciales en ocasiones reemplazan a los puentes, que son fijos, y tienen un costo menor que estos últimos.


¿Cuánto tiempo tardaré en acostumbrarme a la prótesis?
Las prótesis nuevas se sienten extrañas y resultan incómodas durante las primeras semanas o meses. Comer y hablar con la prótesis requiere de práctica. No es raro sentir la prótesis como excesivamente voluminosa o demasiado floja. Estas sensaciones ocurrirán hasta que las mejillas y la lengua aprendan a sostener la prótesis en su lugar. Usted notará un exceso de flujo salival, una sensación de que la lengua no tiene suficiente espacio y puede presentarse cierta irritación o dolor. En caso de irritaciones, consulte a su dentista.

¿Cuánto dura una prótesis dental?
Después de un período, será necesario rellenar, o volver a hacer la base de la prótesis debido al desgaste normal. Volver a confeccionar la base significa confeccionar una nueva base manteniendo los dientes de la prótesis. Además, a medida que la edad avanza, la boca también cambia. Estos cambios hacen que su prótesis se sienta floja y dificulte la masticación e irrite sus encías. Visite a su dentista a menos una vez al año para que realice un control de su prótesis.

¿Cuál es la diferencia entre las dentaduras convencionales y las inmediatas?
Las dentaduras completas se llaman “convencionales” o “inmediatas” de acuerdo con cuándo se hacen y cuándo se insertan en la boca.

Las dentaduras inmediatas se insertan en la boca inmediatamente después de que se han extraído los dientes que quedaban. Para que esto sea posible, el dentista toma las medidas y hace los modelos de los maxilares del paciente durante una visita preliminar.

Una ventaja de las dentaduras inmediatas es que el que las va a usar no tiene que estar sin dientes durante el periodo de cicatrización. Sin embargo, los huesos y las encías pueden encogerse con el tiempo, especialmente durante el periodo de cicatrización en los primeros seis meses después de la extracción de los dientes. Cuando las encías se encogen, puede que haya que revestir las dentaduras inmediatas para que ajusten apropiadamente. La dentadura convencional se hace una vez los tejidos han cicatrizado. La cicatrización puede tomar por lo menos de 6 a 8 semanas.

¿Qué es una sobredentadura?
Es una dentadura removible que se coloca sobre un número pequeño de dientes naturales que quedan o en implantes. Hay que preparar los dientes naturales para proveer estabilidad y soporte a la dentadura. Su dentista puede determinar si la sobredentadura es apropiada para usted.

¿Pareceré diferente con dentadura?
Las dentaduras se pueden hacer tan parecidas a sus dientes naturales que no se notará casi ningún cambio. Las dentaduras pueden hasta mejorar el aspecto de su sonrisa y ayudar a rejuvenecer la apariencia de su cara y de su perfil.

¿Podré comer con mis dentaduras?
Comer requiere un poco de práctica. Comience con alimentos blandos cortados en pedacitos. Mastique lentamente usando ambos lados de la boca a la vez para prevenir que las dentaduras se inclinen. Según se va acostumbrando a masticar, añada otros alimentos hasta volver a su dieta normal.

Continúe masticando con ambos lados de la boca a la vez. Tenga cuidado con los alimentos calientes o los duros y con las puntas afiladas de los huesos o de las cáscaras.

¿Cambiarán las dentaduras mi manera de hablar?
Pronunciar ciertas palabras podría requerir práctica. Le ayudará leer en voz alta y repetir las palabras difíciles. Si sus dentaduras hacen “clic” cuando habla, hable más despacio.
Puede notar que sus dentaduras se mueven en ocasiones cuando habla, tose o se sonríe. Arregle su posición mordiendo delicadamente y tragando. Si hablar le sigue dando problemas, consulte a su dentista.

¿Cuánto tiempo debo usar mis dentaduras?
Su dentista le proveerá instrucciones sobre el tiempo que se pueden dejar las dentaduras puestas. Le puede aconsejar que las use casi todo el tiempo durante los primeros días, incluyendo mientras duerme. Le puede indicar, que luego del periodo de ajuste inicial, se las remueva antes de acostarse a dormir. Esto permite que los tejidos de las encías descansen y promueve la buena salud oral. Por lo general, no es aconsejable que los tejidos estén constantemente cubiertos con el material de la dentadura.

¿Debo usar un adhesivo para dentaduras?
Los adhesivos para dentaduras pueden proporcionar más retención para las dentaduras correctamente ajustadas. Los adhesivos para dentaduras no son la solución para las dentaduras viejas y desajustadas. Las dentaduras desajustadas, que causan irritación constante por largo tiempo, pueden contribuir al desarrollo de úlceras.

Puede ser que haya que reemplazar esas dentaduras o puede que necesiten un relleno. Si sus dentaduras comienzan a sentirse sueltas, o le causan bastante molestia, consulte a su dentista inmediatamente.

¿Cómo cuido mis dentaduras?
Las dentaduras son muy delicadas y se pueden romper si se caen aunque sea sólo unos. Póngase frente a una toalla doblada o frente al lavabo lleno de agua cuando las tenga en las manos. Cuando no las esté usando, guárdelas fuera del alcance de los niños y de los animales.

Al igual que los dientes naturales, hay que limpiar las dentaduras diariamente para remover los residuos de alimentos y la placa dental. El cepillado ayuda a evitar que se manchen las dentaduras y ayuda mantener su boca saludable. Es mejor usar un cepillo diseñado para limpiar dentaduras. También se puede usar un cepillo dental con cerdas suaves. Evite usar cepillos con cerdas duras porque pueden dañar las dentaduras.

Algunas personas que usan dentaduras usan jabón de mano o líquido de fregar suave. Ambos son aceptables para limpiar las dentaduras. Evite el uso de otros limpiadores domésticos en polvo porque pueden ser muy abrasivos. Además, evite el uso de blanqueadores porque puede decolorar la parte rosada de la dentadura postiza. Su dentista le puede recomendar un limpiador para dentaduras.

Lo primero que hay que hacer al limpiar las dentaduras es enjuagarlas bien para remover las partículas de alimentos. Humedezca el cepillo y póngale el limpiador para dentaduras postizas. Cepille todas las superficies, restregando suavemente para evitar dañarlas.

También se usan los limpiadores de ultrasonido para cuidar las dentaduras. Sin embargo, el limpiador de ultrasonido no se puede usar en vez del cepillado minucioso diario.

¿Le puedo hacer ajustes o reparaciones menores a mis dentaduras?
Usted puede dañar seriamente sus dentaduras y perjudicar su salud si intenta ajustar o reparar sus dentaduras. La dentadura que no ajusta correctamente puede causar irritación y úlceras.

Visite a su dentista si sus dentaduras se rompen, se rajan, se le cae una lasca o si alguno de los dientes se afloja. A menudo, el dentista puede hacer los ajustes o reparaciones necesarias el mismo día. La persona que no tiene la formación adecuada no podrá reconstruir la dentadura. Esto puede causar daño mayor a la dentadura y puede causar problemas en la boca. Los pegamentos que venden en las tiendas contienen a menudo químicos peligrosos y no se deben usar en las dentaduras.

¿Tendré que reemplazar mis dentaduras?
Con el tiempo, habrá que rellenar la dentadura, hacer la base nueva o rehacer la dentadura completa debido al desgaste natural. Para rellenar o hacer la base nuevamente el dentista usa los dientes de la dentadura existente y repara la base de la dentadura o hace una base nueva. Si las dentaduras se aflojan y los dientes muestran desgaste significativo, puede que haya que reemplazarlas. Las dentaduras se aflojan porque la boca cambia naturalmente con la edad. El hueso y las encías pueden encogerse o disminuir en tamaño lo que causa que las maxilas cambien de alineamiento. Las encías empequeñecientes pueden ser la causa de que las dentaduras pierdan el ajuste. Las dentaduras flojas pueden causar problemas de salud, incluyendo las úlceras y las infecciones. La dentadura floja también hace más difícil el masticar y puede cambiar los rasgos de la cara. Es importante reemplazar las dentaduras desgastadas o desajustadas antes de que causen problemas.

¿Tengo que cuidar mi boca de alguna manera especial?
Aunque tenga dentaduras completas, tiene que cuidar su boca muy bien. Todas las mañanas, cepíllese las encías, la lengua y el paladar con un cepillo dental de cerdas suaves antes de colocarse las dentaduras. Esto remueve la placa dental y estimula la circulación en la boca. Es también importante seleccionar una dieta balaceada para obtener la nutrición apropiada para mantener la boca saludable.

¿Con qué frecuencia debo programar las citas con el dentista?
Su dentista le notificará acerca de la frecuencia de las visitas. Las revisiones dentales regulares son importantes. El dentista le examinará la boca para verificar si sus dentaduras siguen correctamente ajustadas. El dentista también examina la boca para ver si hay signos de enfermedades orales incluyendo el cáncer.

Con cuidados profesionales regulares, una actitud positiva y persistencia usted puede convertirse en una de las millones de personas que usan las dentaduras con una sonrisa.

volver arriba

Dentaduras parciales removibles

¿Cómo se usa una dentadura parcial removible?
La dentadura parcial removible por lo general consiste de los dientes artificiales unidos a bases rosadas o del color de las encías y conectados con un armazón de metal. La dentadura parcial removible se sujeta de los dientes naturales con ganchos de metal o con unos retenedores de precisión. Los retenedores de precisión son por lo general más estéticos que los ganchos de metal y son casi invisibles. Las coronas sobre sus dientes naturales pueden mejorar el ajuste de una dentadura parcial removible y generalmente se requieren para los retenedores de precisión. Las dentaduras con retenedores de precisión por lo general cuestan más que aquellas con ganchos de metal. Consulte a su dentista para saber qué tipo es el correcto para usted.

¿Cuánto tiempo toma acostumbrase a usar una dentadura parcial removible?
Por las primeras semanas, su dentadura parcial puede sentirse incómoda o abultada. Sin embargo, con el tiempo su boca se acostumbrará a usarla. Insertar y remover la dentadura requiere algo de práctica. Siga las instrucciones de su dentista. La dentadura debe encajar en su sitio con relativa facilidad. Nunca fuerce la dentadura parcial hasta su posición mordiéndola porque puede doblar o partir los ganchos.

¿Cuánto tiempo debo usar la dentadura?
Su dentista le dará instrucciones específicas acerca de cuánto tiempo se debe usar la dentadura y cuándo se debe remover. Inicialmente, se le puede pedir que use la dentadura parcial todo el tiempo. Aunque puede ser incómodo temporalmente, es la manera más rápida para identificar las partes de la dentadura que puedan necesitar ajuste. Si la dentadura ejerce demasiada presión en un área en particular, ese punto se pondrá dolorido. Su dentista ajustará la dentadura para que se sienta más confortable. Después de hacer los ajustes, su dentista probablemente le recomendará que se saque la dentadura de la boca antes de acostarse por la noche y se la ponga por la mañana.

¿Será difícil comer con la dentadura parcial?
Reemplazar los dientes perdidos debe hacer del comer una experiencia más agradable. Comience comiendo alimentos blandos cortados en pedacitos. Mastique con ambos lados de la boca para mantener la presión pareja en la dentadura. Evite los alimentos extremadamente pegajosos o duros.

¿Cambiará la dentadura mi manera de hablar?
Puede ser difícil hablar claro cuando faltan dientes. Por consiguiente, usar una dentadura parcial puede ayudar. Si tiene dificultad al pronunciar ciertas palabras con su dentadura nueva, practique leyendo en voz alta. Repita las palabras que le dan trabajo. Con el tiempo, se acostumbrará a hablar correctamente con su dentadura.

¿Cómo cuido mi dentadura?
Manipular una dentadura requiere cuidado. Es buena idea ponerse frente a una toalla doblada o frente a un lavabo lleno de agua por si se le cae accidentalmente la dentadura. Cepille la dentadura todos los días para remover los depósitos de alimentos y la placa dental. Cepillar la dentadura ayuda a prevenir que se manche permanentemente. Es mejor usar un cepillo diseñado para limpiar dentaduras. Las cerdas del cepillo para dentaduras están colocadas para ajustarse a la forma de las dentaduras. También es aceptable un cepillo de dientes regular con cerdas suaves. Evite usar un cepillo con cerdas duras porque puede dañar la dentadura. Su dentista le puede recomendar un limpiador de dentaduras.

Algunas personas usan jabón de manos o líquido de fregar suave para limpiar sus dentaduras. Ambos son aceptables. Otros tipos de limpiadores caseros y muchas pastas de dientes son muy abrasivos y no se deben usar para limpiar dentaduras.

Limpie su dentadura lavándola con agua para que se lleve las partículas de alimentos sueltas. Humedezca el cepillo y aplique el limpiador de dentaduras. Cepille todas las superficies delicadamente para evitar dañar el plástico o doblar los sujetadores.

¿Necesitará ajuste mi dentadura?
Con el tiempo, puede ser necesario ajustar la dentadura, Según usted avanza en edad, la boca cambia naturalmente, lo que puede afectar el ajuste del la dentadura. El hueso y las encías pueden retroceder o encogerse y como resultado causar que la dentadura se afloje. Las dentaduras que no ajustan correctamente deben ser ajustadas por el dentista. Las dentaduras flojas pueden causar varios problemas, incluyendo las úlceras o las infecciones. Visite a su dentista inmediatamente si se le afloja la dentadura.

¿Puedo hacerle ajustes o reparaciones menores a mi dentadura?
Puede causarle daños serios a su dentadura y a su salud si intenta ajustar o reparar su dentadura. La dentadura que no está ajustada con precisión por un dentista para puede causar irritación y úlceras. Usar un kit para repararla uno mismo puede dañar la dentadura tanto que es posible que no se pueda reparar. Los pegamentos que se venden  contienen a menudo químicos dañinos y no se deben usar en las dentaduras.

Si su dentadura no ajusta correctamente, si se rompe, se astilla o se le cae un pedacito, o si uno de los dientes se afloja, vea a su dentista inmediatamente. En muchos casos, los dentistas pueden hacer los ajustes o las reparaciones necesarias a menudo el mismo día. Puede que haya que enviar la dentadura a un laboratorio dental especial para hacer las reparaciones complicadas.

¿Tengo que hacer algo especial para cuidarme la boca?
Cepillarse dos veces al día y limpiar entre los dientes una vez al día ayuda a prevenir la caries dental y la enfermedad periodontal (de las encías), que puede causar la pérdida de los dientes. Ponga atención especial al limpiar los dientes debajo de los ganchos de metal de la dentadura. La placa dental que se queda atrapada bajo los ganchos aumentará el riesgo de caries dentales. Su dentista o su higienista dental pueden demostrarle como cepillar y limpiar entre los dientes correctamente. Es importante también seleccionar una dieta balaceada para obtener la nutrición apropiada.

¿Con qué frecuencia debo ver a mi dentista?
Su dentista le informará de la frecuencia de las visitas dentales. Los chequeos dentales regulares y las limpiezas dentales profesionales son vitales para mantener la sonrisa saludable.

¿Cómo puedo rellenar el espacio?
Un puente el dispositivo usado para reemplazar los dientes perdidos sujeta los dientes artificiales a los dientes naturales adyacentes, llamados dientes pilares. Los puentes pueden ser colocados permanentemente (puentes fijos), o pueden ser removibles.

Los dientes fijos se colocan poniendo coronas en los dientes pilares para proveer soporte a los dientes artificiales o adhiriendo el diente artificial directamente al diente pilar. Las prótesis removibles se sujetan a los dientes con ganchos de metal o con retenedores de precisión.

volver arriba

Desordenes Tempomaxilares

¿Qué es la alteración de ATM?
La alteración de la articulación temporomandibular (ATM), ocurre cuando la bisagra que conecta el maxilar superior y la mandíbula inferior no trabaja correctamente. Esta bisagra es una de las articulaciones más complejas del cuerpo, es responsable de mover la mandíbula inferior hacia delante, atrás y de lado a lado. Todos los problemas que impiden el trabajo normal de este sistema complejo de músculos, ligamentos, discos y huesos, se agrupan bajo la denominación de alteración de ATM. Con frecuencia, la alteración de ATM se siente como si la mandíbula saltara o cliqueara o se "atascara" por unos segundos. A menudo, es imposible de determinar la causa exacta de esa falta de alineación.

¿Cuáles son los síntomas de la alteración de ATM?
Las alteraciones de la ATM presentan varios síntomas y señales. Es difícil saber con certeza si uno padece de alteraciones de ATM o no, porque sus síntomas también son indicadores de otros problemas. Su dentista emitirá el diagnóstico correcto por medio de su historia clínica y odontológica completa, el exámen clínico y la toma de radiografías apropiadas. Algunos de los síntomas de alteración de ATM más comunes son los siguientes:

  • Dolores de cabeza (frecuentemente parecidos a las migrañas), dolor de oídos, y dolor y presión por debajo de los ojos.
  • Un ruido al abrir o cerrar la boca.
  • Dolor ocasionado por el bostezo, al abrir la boca ampliamente o masticar
  • Mandíbulas que se "traban", se cierran o se salen del lugar.
  • Molestias dolorosas en los músculos de la mandíbula.
  • Un cambio repentino en el modo en que los dientes superiores e inferiores encajan unos sobre otros.

¿Cómo se trata la alteración de ATM?
Si bien no hay una única cura para la alteración de ATM, hay diferentes tratamientos a seguir que reducen los síntomas en forma significativa. Su dentista puede recomendarle una o más de las siguientes sugerencias:

  • Intente eliminar el espasmo muscular y el dolor aplicando calor húmedo o tomando medicamentos miorelajantes, aspirinas u otros analgésicos de venta libre o drogas antiinflamatorias.
  • Use un aparato, a veces denominado placa de mordida, para reducir los efectos dañinos de apretar los dientes excesivamente y rechinarlos. Hecho a medida para su boca, el aparato se desliza sobre los dientes superiores y evita el rechinado contra los inferiores.
  • Aprenda técnicas de relajación para ayudarlo a controlar la tensión muscular sobre la mandíbula. Su dentista puede sugerirle la consulta con algún especialista para eliminar el estrés.
  • Cuando las articulaciones mandibulares se ven afectadas y los otros tratamientos no han podido solucionar el conflicto, se recomienda la cirugía.

http://www.colgate.es/oralcare/common_problems/_img/tmj.jpgLa alteración de ATM ocurre cuando la articulación compleja que hace de "bisagra" entre las mandíbulas superior e inferior no trabaja en forma correcta

volver arriba

Diabetes y la salud oral

¿Qué información necesito darle al dentista sobre mi diabetes?
Es importante mantener sus expedientes médicos al día. Déjele saber a su dentista lo siguiente:

  • si le han diagnosticado diabetes;
  • si la enfermedad está bajo control;
  • si ha habido cualquier otro cambio en su historia médica, y:
  • los nombres de todos los medicamentos con o sin receta que está tomando.

¿Qué problemas de la salud oral pueden estar vinculados con la diabetes?
Los problemas más comunes de la salud oral vinculados con la diabetes son:

  • la caries dental;
  • la enfermedad periodontal
  • la disfunción en las glándulas salivares;
  • las infecciones de hongos;
  • el liquen plano y las reacciones liquenoides ;
  • la infección y el retraso en la cicatrización;
  • el deterioro en el sentido del gusto.

¿Qué debo saber sobre la dieta y a caries dental?
Los dientes están cubiertos de placa dental, una película pegajosa de bacterias. Después de una comida, un refrigerio o de beber algo que contiene azúcares o almidones, las bacterias derivan de los azúcares unos ácidos que atacan el esmalte de los dientes. Los ataques repetidos pueden causar que se rompa el esmalte y con el tiempo puede tener como resultado la formación de caries dentales.
Cuando la diabetes no se controla adecuadamente, los altos niveles de glucosa en la saliva pueden ayudar a las bacterias a prosperar. Cepillarse dos veces al día y usar el hilo dental u otro limpiador interdental para limpiar entres los dientes una vez al día ayuda a remover la placa causante de las caries dentales.

La placa que no se remueve puede con el tiempo endurecerse (calcificarse) y formar sarro, o tártaro. Cuando el tártaro se acumula sobre la línea de las encías, se hace más difícil cepillar y limpiar entre los dientes completamente. Esto puede crear las condiciones que conducen a la inflamación crónica y la infección en la boca.

¿Hay alguna conexión entre la diabetes y la enfermedad periodontal (de las encías)?
Como la diabetes reduce la resistencia del cuerpo a las infecciones, las encías están entre los tejidos que se probablemente se afecten. Las enfermedades periodontales son infecciones de las encías y del hueso de soporte de los dientes en la boca.

La enfermedad periodontal está vinculada a menudo con el control de la diabetes. Por ejemplo, los pacientes con un control insuficiente del azúcar en la sangre parece que desarrollan la enfermedad periodontal más a menudo y con mayor severidad, y pierden más dientes que las personas que tienen buen control de su diabetes. Es posible tener la enfermedad periodontal y no tener todas las señales de aviso. Si nota alguno de las señales de aviso de la enfermedad periodontal, vea a su dentista inmediatamente.

Por la resistencia baja y el proceso de cicatrización más largo, las enfermedades periodontales aparecen más frecuente y severamente entre las personas con diabetes. Por eso es que es importante el buen mantenimiento de los niveles de azúcar en la sangre, una dieta bien balanceada que llene sus necesidades, la buena higiene oral en el hogar, los chequeos dentales regulares y los exámenes periodontales.

¿Qué más puedo hacer para ayudar a prevenir los problemas en la salud oral?
Los cuidados orales preventivos, incluyendo las limpiezas profesionales en el consultorio dental, son importantes si quiere controlar la progresión de la enfermedad periodontal y de otros problemas de la salud oral. Los chequeos dentales regulares y los sondeos periodontales son importantes para evaluar la salud dental en general y para tratar los problemas dentales en sus etapas iniciales. Su dentista le puede recomendar evaluaciones y procedimientos preventivos mas frecuentes, como las limpiezas, para mantener la buena salud oral.

¿Qué debo hacer si mi boca se siente seca con frecuencia?
La saliva ayuda a eliminar las partículas de alimentos y mantiene la boca húmeda. Sin suficiente saliva, las bacterias continúan formando colonias. La xerostomía, o boca seca, es una queja común entre los pacientes dentales diabéticos y los pacientes que están recibiendo radiación en la cabeza y el cuello como terapia contra el cáncer. La sequedad constante irrita los tejidos blandos en la boca, a menudo causando inflamación y dolor. Esta condición aumenta grandemente el riesgo de la caries dental y de las enfermedades periodontales.

Su dentista le puede recomendar un sustituto para la saliva que se puede usar para aliviar el malestar de la boca seca. Su dentista puede además recomendarle un enjuague bucal con fluor o la aplicación de fluor tópico en el hogar y en el consultorio dental para ayudar a prevenir las caries dentales rampantes. Estos productos se venden sin receta en las farmacias.

La goma de mascar sin azúcar,  tomar frecuentemente sorbitos de agua o chupar pedacitos de hielo puede ayudar a aliviar la boca seca. Restringir la cafeína y el alcohol también puede ayudar.

¿Cuáles son algunas de las otras condiciones orales que pueden estar vinculadas con la diabetes?
La candidiasis oral, una infección de hongos en la boca, parece ocurrir más frecuentemente entre las personas con diabetes, incluyendo aquellas que usan dentaduras. Su dentista le puede recetar medicamentos contra los hongos para tratar esta condición. La buena higiene oral es crítica.

Liquen plano es un desorden de la piel que produce lesiones en la boca. Una forma más severa de liquen plano produce úlceras que erosionan el tejido superficial. Aunque no hay una cura permanente, su dentista le puede recetar un anestésico tópico u otros medicamentos para reducir y aliviar la condición.

Algunos diabéticos han reportado que ha disminuido su gusto por lo dulce, aunque el deterioro en el sentido del gusto no es severo por lo general. La alteración en el sentido del gusto, que la mayoría de los pacientes diabéticos casi no notan, puede influenciar los alimentos que escogen para favorecer los que saben dulce con alto contenido de carbohidratos altamente refinados. Esto puede empeorar la salud dental y general del paciente.

¿Qué pasa si necesito cirugía oral?
La infección es un riesgo para el paciente diabético y puede dificultar el control de los niveles de glucosa en la sangre. Si va a tener cirugía oral extensa, su dentista le puede recetar antibióticos para minimizar el riesgo de infección. Para ayudar el proceso de cicatrización, mantenga su nivel de glucosa en la sangre bajo control antes, durante y después de la cirugía.

¿Existe relación entre la enfermedad de las encías y la diabetes?
Las últimas investigaciones sugieren que hay una relación entre la diabetes y la enfermedad de las encías. Se ha probado que las personas con diabetes tienen cierta tendencia a desarrollar problemas en las encías, y los últimos hallazgos implican que la enfermedad crónica de las encías puede ser un factor de riesgo para la diabetes.

¿Cómo ocurre esto? La enfermedad hace que las bacterias ingresen al torrente sanguíneo y activen células que producen signos biológicos inflamatorios, que poseen un efecto destructor en todo el cuerpo. En el páncreas, las células responsables de la producción de insulina pueden ser dañadas o destruidas. Una vez que esto sucede, se puede disparar una diabetes del tipo 2, incluso en individuos sanos que no presenten otros factores de riesgo por diabetes.

Un informe de la Dirección General de Salud Pública de los Estados Unidos afirma que una buena salud bucal es esencial para conservar la salud general del individuo. Por lo tanto, asegúrese de cepillar y limpiar con hilo dental sus dientes y visite a su dentista periódicamente para realizar sus revisiones periódicas.

Si tengo diabetes, ¿estoy en una situación de mayor riesgo en relación con los problemas dentales?

Si los niveles de glucosa en sangre no son controlados correctamente, usted tiene mayores riesgos de desarrollar enfermedad de las encías y de perder más piezas dentales que personas no diabéticas. Como todas las infecciones, la enfermedad de las encías puede ser un factor que provoque un incremento del azúcar en sangre y haga que sea más difícil de controlar la diabetes.

Otros problemas bucales relacionados con la diabetes son: las aftas (infección producida por un hongo que crece en la boca) y sequedad bucal que ocasiona dolor, úlceras, infecciones y caries.

¿Cómo ayudar a prevenir los problemas dentales relacionados con la diabetes?

En primer lugar y de suma importancia es el control del nivel de glucosa en sangre. Además, cuide sus dientes y encías; visitando al dentista cada seis meses para que le realice los exámenes necesarios. Para controlar la presencia de aftas, una infección por hongos, sométase a un buen control diabético; evite fumar y, en el caso de usar una prótesis dental, retírela de su boca y límpiela diariamente. Un buen control de glucosa en sangre también ayuda a prevenir o aliviar la sequedad bucal ocasionada por la diabetes.

¿Qué puedo esperar en la revisión periódica? ¿Debo comentarle a mi dentista sobre mi diabetes?
Las personas con diabetes tienen necesidades especiales y su dentista cuenta con el equipo necesario para satisfacerlas. Informe regularmente a su dentista sobre los cambios que sufra en su afección y sobre los medicamentos que ingiera. Posponga cualquier procedimiento dental que no sea una emergencia si sus niveles de azúcar no están en nivel apropiado.

El problema más común de la boca en personas con diabetes, es la enfermedad de las encías, la cual puede a su vez el riesgo de otros problemas bucales. Estos pueden ser:

1)Infecciones bucales
Una infección bucal es un agrupamiento de gérmenes que causan problemas en un área de la boca. Algunos de los signos son:

  • Inflamación o pus alrededor de los dientes, encías o cualquier lugar de la boca
  • Dolor que no cede en la boca o área nasal
  • Dolor durante la masticación
  • Manchas oscuras o destrucción del diente

Las infecciones pueden dificultar el control de azúcar en la sangre. Procure realizar un plan de acción con su odontólogo o con su médico para el caso de desarrollar una infección. Así estará preparado para manejar los ajustes necesarios.

2)Infecciones por hongos
En caso de diabetes, hay mayor propensión a infecciones por hongos. Si hay tendencia al aumento de niveles de azúcar en sangre o si con frecuencia se administran antibióticos también se aumenta la posibilidad de presentar este problema. Los signos incluyen áreas enrojecidas o blancas en la boca. Estas pueden convertirse en aftas o úlceras.

Las aftas suelen aparecer en manchas húmedas que pueden lastimar o molestar como en una dentadura mal ajustada. El fumar o el usar la dentadura durante todo el día y toda la noche puede aumentar el riesgo. Y puede reducirse si se deja de fumar o de usar la dentadura todo el día. Si usted cree que pueda tener una infección por hongos consulte a su médico o dentista.

3)Retardo en la Curación
Una diabetes con poco control lleva a una curación más lenta de la infección en caso de tratamientos quirúrgicos. Para reducir el riesgo de infección o acelerar la velocidad de curación hay que controlar los niveles de azúcar en sangre antes y después de la cirugía.

4)Sequedad bucal
Algunas personas diabéticas se quejan de tener sequedad de boca. Esto se debe a muchas causas. Puede ser por la administración de ciertos medicamentos, o como resultado de persistencia elevada de azúcar en la sangre. La boca seca es un factor que aumenta la posibilidad de caries al haber menos saliva que arrastre los gérmenes y evite la formación de ácidos que puede llevar a infecciones de glándulas salivales.

Si usted tiene boca seca, trate de ingerir muchos líquidos, o puede también masticar goma de mascar sin azúcar o chupar un caramelo que ayuda a mantener un flujo salival. Algunas personas usan sustitutos de saliva disponibles en farmacias.

La prevención es la clave. Debido a que la diabetes lo hace más susceptible a presentar enfermedad en las encías y otras partes de la boca, no olvide solicitar una cita para sus revisiones periódicas y poder identificar problemas potenciales a tiempo. Hable con su odontólogo sobre la frecuencia apropiada para sus revisiones.

volver arriba

Dieta y la salud oral

¿Cómo causan las caries los alimentos que come?
Cuando usted come, los alimentos pasan por la boca. Aquí se encuentran con los gérmenes, o bacterias, que viven en la boca. Puede que haya oído al dentista hablar de la placa dental. La placa es una película pegajosa de bacterias.
Estas bacterias aman los azúcares y los almidones que se encuentran en muchos alimentos. Cuando usted no se limpia los dientes después de comer, las bacterias de la placa usan el azúcar y el almidón para producir ácidos que pueden destruir la superficie dura del diente, llamada esmalte. Luego de un tiempo, ocurren las caries. Mientras más a menudo come y mientras más tiempo están los alimentos en su boca, más daño ocurre.

¿Cómo escoger los alimentos prudentemente?
Algunos de los alimentos que usted menos sospecha contienen azúcares o almidones. Algunos ejemplos son las frutas, la leche, el pan, los cereales y hasta los vegetales.

La clave para escoger los alimentos prudentemente no es evitar estos alimentos, sino pensar antes de comer. No sólo lo que come sino cuando lo come hace gran diferencia en su salud dental. Lleve una dieta balanceada y evite los refrigerios entre comidas. Si tiene una dieta especial, mantenga en mente los consejos de su médico al escoger los alimentos. Para tener buena salud dental. Mantenga en mente estas sugerencias cuando escoja sus comidas y sus refrigerios.

¿Cuáles son algunas sugerencias para tener mejor salud dental?

  1. Para tener una dieta balanceada, coma una variedad de alimentos. Escoja alimentos de cada uno de los cinco grupos principales de alimentos:
    1. panes, cereales y otros productos de granos
    2. frutas
    3. vegetales
    4. carnes, aves y pescados
    5. leche, queso y yogurt
  2. Limite el número de refrigerios que come. Cada vez que coma alimentos que contienen azúcares o almidones, los dientes son atacados por los ácidos por 20 minutos o más.
  3. Si come refrigerios, escoja alimentos nutritivos como el queso, los vegetales crudos, el yogurt sencillo, o un pedazo de fruta.
  4. Los alimentos que se comen como parte de una comida causan menos daño. Se secreta más saliva durante la comida, lo que ayuda a llevarse los alimentos de la boca y ayuda a disminuir los efectos de los ácidos.
  5. Cepíllese tres veces al día con una pasta de dientes con flúor.
  6. Límpiese entre los dientes diariamente con hilo dental u otro limpiador interdental.

Visite a su dentista regularmente. Su dentista puede ayudar a prevenir problemas antes de que ocurran y a encontrar aquellos que ocurran cuando son fáciles de tratar.

volver arriba

Endodoncia. Tratamiento de canales radiculares

¿Qué es el tratamiento de canales radiculares?
El dentista usa el tratamiento de canales radiculares para encontrar la causa y después dar tratamiento a los problemas del centro blando del diente (la pulpa dental). Años atrás, los dientes con la pulpa lesionada o enferma se sacaban. Hoy día, el tratamiento de canales radiculares le ha dado al dentista una manera segura para salvar los dientes.

¿Qué es la pulpa dental?
La pulpa es el tejido blando que contiene los nervios, los vasos sanguíneos y el tejido conectivo. Está dentro del diente y se extiende desde la corona del diente hasta la punta de la raíz.

¿Qué pasa si se lesiona la pulpa?
Puede formarse un absceso (infección) en el diente causado por la caries dental. Si la pulpa se enferma o es lesionada y no se puede reparar a sí misma, se muere. La causa más común de la muerte de la pulpa es la fractura del diente o una caries profunda. Ambos problemas pueden permitir la entrada de los gérmenes (las bacterias) en la pulpa. Los gérmenes pueden causar una infección dentro del diente. Sin tratamiento, se acumula el pus en la punta de la raíz, en la maxila, y forma una “bolsa de pus” llamada absceso. El absceso puede causar daño al hueso alrededor del diente.

¿Por qué hay que remover la pulpa?
Si no se remueve la pulpa infectada, puede haber dolor e hinchazón. Ciertos subproductos de la infección pueden lesionar el hueso maxilar. Si no se le da tratamiento, puede que haya que sacar el diente.

¿Cuánto tiempo durará el diente restaurado?
El diente restaurado puede durarle mucho si continúa cuidando sus dientes y sus encías. Sin embargo, se necesitan chequeos regulares. Mientras la raíz o las raíces del diente tratado reciban sustento de los tejidos a su alrededor, el diente se mantendrá saludable, pero la estructura de diente residual marca diferencias de duración de la piza endodonciada.

¿Cuáles son las causas más frecuentes que provocan daño de la pulpa?
Las causas más comunes de daños o muerte de la pulpa son:

  • Dientes fracturados
  • Caries profundas
  • Lesiones, como golpes severos en la raíz (recientes o pasados)

Una vez que la pulpa está infectada o muerta; si no se trata, se crea un depósito de pus en la punta de la raíz y se forma un absceso por infección. Un absceso puede destruir el hueso circundante al diente y provocar dolor.

¿Cómo se realiza un tratamiento de conducto radicular?
El tratamiento consiste en varios pasos que se realizarán durante una o variasvisitas sucesivas al dentista, según cada situación. Los pasos son los siguientes:

  • Primero, se realiza una perforación en el diente para acceder al conducto.
  • Después de retirar la pulpa enferma (pulpectomía); se limpia, se agranda y se da forma a la cámara de la pulpa y a los conductos de la raíz para, luego, proceder a rellenarlos.
  • En el caso de tratamientos que demanden más de una visita, se restaura la abertura de la corona, en forma temporal, para proteger al diente hasta la próxima consulta y se puede dejar productos dentro que ayuden a eliminar la infección.
  • En la siguiente visita, se retira el material temporal y se procede a sellar de forma permanente, la cámara pulpar y el conducto radicular. Para ello se inserta un material cónico de goma denominado gutapercha en cada uno de los conductos y se sella con cemento. En algunas oportunidades se coloca una varilla plástica o metálica en el conducto a modo de soporte estructural.
  • El paso final es restaurar, con una obturación o una corona, el diente para devolverle su forma y aspecto natural. Este procedimiento se realiza en dientes permanentes, ya que en el caso de la dentición primaria, el conducto es llenado con un material reabsorbible.

volver arriba

Enfermedad periodontal (de las encías)

¿Qué es la enfermedad de las encías?
La enfermedad de las encías es una inflamación de las mismas que puede avanzar hasta afectar el hueso que rodea y sostiene a los dientes. Es causada por las bacteriana, al formarse constantemente sobre los dientes una película transparente y pegajosa. Si no la elimina diariamente con el cepillado y el uso del hilo dental, la placa se acumula y las bacterias pueden infectar no sólo la encía superficial y los dientes, sino también el tejido gingival y el hueso que sostiene los dientes. Esta puede ser una causa de que los dientes se aflojen, se caigan o que finalmente el dentista los tenga que extraer.

Hay tres etapas de la enfermedad de las encías:

  • Gingivitis: Esta primera etapa de la enfermedad es una inflamación de las encías provocada por la acumulación de placa en el borde de la misma, la cual, al no ser eliminada por el cepillado y el uso diario del hilo dental, produce toxinas que irritan el tejido gingival, causando gingivitis. Puede observarse sangrado durante el cepillado, al usar el hilo dental o incluso de manera espontánea. En esta primera etapa de la enfermedad, el daño puede revertirse, ya que el hueso y el tejido conectivo que sostiene los dientes en su lugar todavía no han sido afectados.
  • Periodontitis: En esta etapa, el hueso y las fibras que sostienen los dientes en su lugar sufren daños irreversibles. Se forma una bolsa debajo del borde de las encías, donde quedan atrapados los alimentos y la placa. El tratamiento dental adecuado y una atención en el hogar más cuidadosa, generalmente, ayudan a prevenir daños mayores.
  • Periodontitis avanzada: En esta etapa final de la enfermedad, se destruyen las fibras y el hueso que sostiene los dientes, lo que hace que los dientes se desplacen o se aflojen. La mordida puede verse afectada y, si no se realiza un tratamiento adecuado, puede suceder que el dentista tenga que extraer los dientes.

http://www.colgate.es/oralcare/common_problems/_img/gumdisease1.jpgEncías saludables: son firmes y no sangran, se adaptan perfectamente al borde de los dientes.

Gingivitis: las encías están levemente inflamadas, aparecen enrojecidas y sangran fácilmente.

Periodontitis: las encías comienzan a separarse y a retraerse. Esto permite que la placa se desplace hacia la raíz, hacia las fibras y el hueso.

 

¿Cuáles son los signos de la enfermedad periodontal (de las encías)?
Si nota cualquiera de los siguientes signos de la enfermedad periodontal (de las encías), vea a su dentista inmediatamente:

  • le sangran las encías al cepillarse;
  • las encías rojas, hinchadas o sensibles
  • las encías se han separado de los dientes
  • el mal aliento persistente
  • pus entre los dientes y las encías
  • los dientes flojos
  • cambio en la mordida
  • cambio en el ajuste de las dentaduras parciales

¿Cómo puedo prevenir la enfermedad periodontal (de las encías)?
Lo bueno es que usted puede ayudar a prevenir la enfermedad periodontal (de las encías) cuidándose los dientes bien todos los días y recibiendo chequeos dentales regulares.

A continuación, cómo mantener sus dientes y sus encías saludables:
Cepíllese los dientes bien tres veces al día.
Esto remueve la película de bacterias de los dientes. Asegúrese de usar un cepillo de dientes de cerdas suaves que esté en buenas condiciones. Las pastas de dientes y los enjuagues bucales que contienen fluoruro fortalecen los dientes y previenen la caries dental.
Límpiese entre los dientes todos los días.
Limpiar entre los dientes con hilo dental u otro limpiador interdental remueve las bacterias y las partículas de alimentos de entre los dientes, donde el cepillo de dientes no alcanza. A menudo, se le puede dar marcha atrás a la enfermedad periodontal (de las encías) temprana con el cepillado y el uso del hilo dental todos los días. Si usa limpiadores interdentales, pregúntele a su dentista cómo usarlos para no lastimar las encías.
Siga una dieta equilibrada.
Escoja diversos alimentos de los cinco grupos básicos de alimentos, como pan, cereales y otros productos de granos; frutas; vegetales; carne, aves y pescado; y productos lácteos como la leche, el queso y el yogurt. Limite los refrigerios entre comidas.
Visite a su dentista regularmente.
Es importante hacerse chequeos dentales regulares, y las limpiezas profesionales son esenciales para prevenir las enfermedades periodontales.

¿Cómo sé si tengo la enfermedad de las encías?
La misma puede ocurrir a cualquier edad, pero es más común en los adultos. Si se la detecta en sus primeras etapas, puede revertirse o frenar su desarrollo. Consulte al odontólogo si observa alguno de los siguientes síntomas:

  • Las encías están enrojecidas, inflamadas o sensibles
  • Hay sangrado de encías al cepillarse o al utilizar el hilo dental
  • Los dientes parecen ser más largos porque las encías se han retraído y se ven las raíces
  • Se sienten cambios en el modo en que cierran los dientes al morder
  • Puede haber salida de pus entre los dientes y las encías
  • Se percibe constantemente, la presencia de mal aliento o mal sabor en la boca

¿Cómo se trata la enfermedad de las encías?

  • Las primeras etapas de la enfermedad, por lo general, pueden revertirse con el cepillado correcto y el uso apropiado del hilo dental. Una buena salud bucal ayudará a evitar la formación de placa.
  • Una limpieza profesional llevada a cabo por el dentista o el higienista es el único modo de eliminar la acumulación de placa que se ha endurecido y convertido en sarro. Su dentista o higienista limpiará sus dientes para eliminar el sarro por encima y por debajo del borde de la encía. Si su afección es más grave, quizá lleve a cabo un procedimiento de alisado de las raíces. El alisado radicular ayuda a eliminar las irregularidades de las raíces dentales, dificultando el depósito de la placa.

Mediante la programación de revisiones periódicas, la enfermedad de las encías en sus primeras etapas puede tratarse, antes de que se transforme en un trastorno más serio. Si la enfermedad está en un estado más avanzado, necesitará de un tratamiento a realizar en el consultorio.

¿Qué es la gingivitis?

Gingivitis - una inflamación de las encías - es la etapa inicial de la enfermedad de las encías y la más fácil de tratar. La causa directa de la gingivitis es la placa: una película suave, pegajosa y sin color constituída por bacterias que se forma constantemente sobre los dientes y encías.

Si el cepillado y el uso diario del hilo dental no eliminan la placa, la misma produce toxinas (venenos) que irritan el tejido gingival, causando gingivitis. En esta primera etapa de la enfermedad, el daño puede revertirse, ya que el hueso y el tejido conectivo que sostienen los dientes en su lugar todavía no han sido afectados. Sin embargo, si se deja sin tratamiento, la gingivitis puede transformarse en periodontitis y provocar daños permanentes a sus dientes y mandíbula.

¿Cómo sé si tengo gingivitis?

Los signos y síntomas clásicos de la gingivitis son las encías rojas, hinchadas y sensibles que pueden sangrar cuando se cepillan. Otro signo de enfermedad en las encías es que las mismas han retrocedido o retirado de los dientes, confiriéndole a sus dientes una apariencia alargada. La enfermedad de las encías puede provocar la formación de bolsas entre dientes y encías donde se acumula placa bacteriana y restos de alimentos. Algunas personas pueden experimentar mal aliento o mal gusto recurrentes aún cuando la enfermedad no esté avanzada.

¿Cómo puedo prevenir la gingivitis?

La correcta higiene bucal es fundamental. Las limpiezas profesionales también son extremadamente importantes pues una vez que la placa se endurece y acumula, o se transforma en sarro, sólo un dentista o higienista podrá eliminarla.

Usted puede ayudar a detener la gingivitis antes de que se desarrolle de la siguiente manera:

  • Cepillado correcto y uso apropiado del hilo dental para eliminar la placa, los restos de alimentos y controlar la acumulación de sarro
  • Alimentación correcta para asegurar la adecuada salud de su mandíbula y dientes
  • Evitar el tabaco
  • Programar controles regulares con su dentista

volver arriba

Enfermedades cardiacas y salud oral

¿Existe una conexión entre la enfermedad de las encías y las afecciones cardiacas?
En términos generales, los datos indican que la enfermedad crónica de las encías puede contribuir al desarrollo de afecciones cardiacas. En Estados Unidos, es la primer causa de muerte tanto en hombres como en mujeres.

¿Cómo se da esta conexión? La enfermedad de las encías es una infección bacteriana que puede afectar a otras condiciones externas a la boca. En el caso de las enfermedades cardiacas, una teoría es que la enfermedad de las encías puede hacer que las bacterias ingresen al torrente sanguíneo donde se adhieren a los depósitos grasos en los vasos del corazón. La afección puede generar coágulos y éstos provocar un ataque cardiaco.

Un informe de la Dirección General de Salud Pública en los Estados Unidos afirma que una buena salud bucal es esencial para mantener la salud general del individuo. Por lo tanto, asegúrese de cepillar y limpiar con hilo dental sus dientes y visitar periódicamente a su dentista.

Si tengo alguna afección cardiaca, ¿hay requisitos especiales que debo cumplir para conservar mi salud bucal?
Para conservar su salud bucal, respete estas sugerencias:

  • Cuide y mantenga una boca sana. Esto significa, como se mencionó anteriormente cepillar y limpiar los dientes con hilo dental y visitar periódicamente al dentista.
  • Asegúrese de que su dentista sabe que usted tiene un problema cardiaco.
  • Siga las instrucciones de su médico y de su dentista. Utilice los medicamentos prescritos, como antibióticos, según las instrucciones recibidas.

¿Corro algún riesgo al someterme a procedimientos dentales?
Si usted ya sufre de afecciones cardiacas, puede presentar riesgo de desarrollar una endocarditis bacteriana que es una infección de la pared interna del corazón o en las válvulas. Siempre que hay sangrados en la boca, ciertas bacterias de la boca pueden ingresar al torrente sanguíneo y depositarse en las válvulas cardiacas anormales o en los tejidos debilitados por problemas o afecciones cardiacos ya existentes. En estos casos, la infección puede dañar o inclusive destruir las válvulas o tejido cardiaco.

Hay ciertas precauciones a tomar si usted tiene alguna de las siguientes afecciones:

  • Válvulas cardiacas artificiales (prótesis)
  • Antecedentes de endocarditis
  • Defectos congénitos de corazón o de válvula cardiaca
  • Válvulas cardiacas dañadas (con cicatrices) debido a afecciones como fiebre reumática
  • Prolapso de válvula mitral con soplo
  • Cardiomiopatía hipertrófica

Asegúrese de informar a su dentista que usted tiene alguna afección cardiaca y cualquier medicamento que tome para la misma. Su dentista anotará la información en su historia clínica y coordinará el tratamiento necesario con su médico

volver arriba

Exodoncia

¿Por qué se extraen los dientes?
Los dientes se extraen por diversas razones:

  • La caries ha avanzado profundamente en el diente
  • Una infección ha destruido una porción importante del diente o el hueso que lo rodea
  • En la boca no hay suficiente espacio para todos los dientes

Muchos dentistas recomiendan extraer los dientes retenidos que sólo erupcionaron parcialmente. Las bacterias se depositan alrededor de estos dientes y pueden causar una infección, la cual puede extenderse al hueso y transformarse en un trastorno de extrema gravedad. Los dientes retenidos continúan intentando salir a través del tejido gingival, incluso si no hay suficiente espacio para ellos. La presión continua, provocada por este intento de erupción, puede terminar dañando las raíces de los dientes adyacentes. La extracción de un diente retenido con frecuencia previene las infecciones y el daño a dientes adyacentes y al hueso, además de evitarle dolor en el futuro.

¿Cómo se extraen los dientes?
Antes de extraer un diente, el dentista estudiará cuidadosamente sus antecedentes médicos y odontológicos, y tomará las radiografías apropiadas.
Las radiografías revelan la longitud, la forma, la posición del diente y del hueso que lo rodea. A partir de esta información, el dentista estimará el grado de dificultad del procedimiento.
Antes de la extracción, el dentista anestesiará la zona que rodea al diente. Para ello, utiliza una anestesia local que adormece la zona de la boca donde se llevará a cabo la extracción.
En una extracción normal, una vez que la zona está anestesiada, el dentista afloja el diente con la ayuda de un instrumento llamado elevador y luego lo extrae con fórceps dentales. Quizá desee alisar y remodelar el hueso subyacente. Una vez que termine, decidirá si es conveniente cerrar el área con puntos.

¿Qué debo esperar después de una extracción?
Es fundamental mantener el área limpia y prevenir infecciones inmediatamente después de la extracción de un diente. El dentista le pedirá que muerda suavemente un trozo de gasa estéril seca, que debe mantener allí durante 30 a 45 minutos para reducir la hemorragia mientras ocurre la coagulación. Durante las siguientes 24 horas, no debe fumar, ni enjuagarse la boca vigorosamente ni limpiarse los dientes junto al sitio de la extracción. Es de esperar cierto grado de dolor y malestar tras de una extracción. En algunos casos, el dentista recomendará un analgésico o bien le recetará uno. La aplicación de una bolsa de hielo en el rostro durante períodos de 15 minutos puede aliviar el malestar. También es recomendable limitar las actividades vigorosas y evitar los líquidos calientes. El día siguiente a la extracción, el dentista le sugerirá que comience a enjuagarse suavemente la boca con agua tibia salada (no trague el agua). En circunstancias normales, el malestar debe disminuir dentro de un período que oscila entre tres días y dos semanas después de la extracción. Si tiene dolor prolongado o severo, inflamación, hemorragia o fiebre, llame inmediatamente a su dentista.

¿Qué son las muelas del juicio?
Las muelas del juicio son los últimos molares ubicados a cada lado de los maxilares. Además, son los últimos dientes en aparecer o erupcionar y esto, generalmente, ocurre cuando la persona tiene entre 16 y 20 años.

Como son los últimos en erupcionar, con frecuencia, la boca no tiene suficiente espacio libre para acomodarlos. Cuando eso ocurre, los dientes quedan retenidos (atrapados por otros dientes o por el mismo hueso, debajo del tejido gingival). Si los dientes quedan retenidos, se produce dolor e hinchazón en la zona.

Las muelas del juicio que emergen parcialmente o erupcionan giradas, también pueden provocar un apiñamiento doloroso y enfermedad. Como los dientes extraídos antes de los 20 años tienen raíces menos desarrolladas y escasas complicaciones, la ADA (Asociación Dental Americana) recomienda que las personas de entre 16 y 19 años concurran al dentista para que el profesional evalúe la necesidad de extraer sus muelas del juicio.

¿Cómo se extraen las muelas de juicio?
La extracción de piezas dentales es un procedimiento de rutina. Su dentista , le recomendará una anestesia general o una anestesia local para adormecer sólo la zona durante el procedimiento quirúrgico.

Después de la extracción de la muela (o muelas), su dentista le solicitará que muerda una gasa durante 30 o 45 minutos para detener el sangrado. Puede haber cierto dolor e inflamación que desaparecerán después de unos días. Usted debe llamar a su dentista si tiene dolor agudo o prolongado, inflamación, sangrado o fiebre después de la extracción.

La extracción de las muelas de juicio debido a apiñamientos o retención no debe afectar la mordida o la salud bucal futura.

volver arriba

Implantes dentales

¿Qué son los implantes dentales?
Los implantes son elementos metálicos que se ubican quirúrgicamente en los huesos maxilares, debajo de las encías. Una vez colocados en el lugar, el dentista puede colocar sobre ellos las coronas o puentes fijos que reemplazarán a las piezas dentales perdidas.

¿Cómo trabajan los implantes dentales?
El hueso se adhiere al implante , proporcionando un soporte estable para los dientes artificiales. Las prótesis y los puentes colocados sobre los implantes no se deslizan ni se mueven en la boca, lo cual es una ventaja especialmente importante para la masticación y el habla. Esta adaptación ayuda a que las prótesis y los puentes (así como las coronas individuales colocadas sobre los implantes) se sientan más naturales que los convencionales.

Para recibir implantes, es necesario tener encías sanas y hueso adecuado que soporte el implante. El paciente además debe asumir el compromiso de mantener sanas estas estructuras. La higiene bucal meticulosa y las visitas regulares odontológicas son esenciales para que los implantes dentales sean exitosos a largo plazo.

¿Cuánto duran los implantes?
Por lo general entre 10 y 20 años, depende de su ubicación y de la conducta del paciente respecto a la higiene bucal y a las visitas odontológicas. Debido a que los molares reciben más tensión y sufren mayor desgaste, generalmente no duran tanto como los ubicados en la parte anterior. Dependerá del numero de implantes, su longitud, su grosor, el tipo de hueso en el que estén, los hábitos de la persona que los lleve (masticación, higiene, tabaco…)

volver arriba

Infecciones y desórdenes bucales

¿Qué son las irritaciones y las lesiones bucales?Las irritaciones y las lesiones bucales son protuberancias, manchas o llagas en la boca, los labios o la lengua. Si bien existen muchos tipos de llagas y trastornos bucales, entre los más comunes se encuentran las aftas, el herpes labial, la leucoplasia y la candidiasis. Los mismos se discuten a continuación. Si tiene una llaga en la boca, no está solo: cerca de un tercio de todas las personas las padecen en algún momento. Sin embargo, las llagas, las irritaciones y las lesiones bucales son dolorosas, antiestéticas, y pueden interferir con la alimentación y el habla. Cualquier llaga bucal que persista durante una semana o más debe ser examinada por un dentista. Quizá recomiende una biopsia (extracción de tejido para análisis), que usualmente permite determinar la causa y descartar enfermedades serias como el cáncer y el SIDA.

¿Cómo sé si tengo una llaga o una lesión bucal?
Los siguientes signos pueden indicar una llaga o una lesión bucal:

  • Las aftas son pequeñas protuberancias blancas o llagas rodeadas por una zona enrojecida. Si bien las aftas no son contagiosas, se las suele confundir con el herpes labial, causado por el virus del herpes. Quizá sea útil recordar que las aftas aparecen dentro de la boca, mientras que el herpes labial usualmente lo hace fuera de ella. Las aftas pueden repetirse y ser menores (pequeñas), mayores (grandes) o herpetiformes (múltiples, en grupos o en racimos). Las aftas son afecciones comunes y suelen reaparecer. Si bien no se conoce la causa exacta de las mismas, algunos expertos creen que pueden verse involucrados problemas del sistema inmunológico, bacterias o virus. Factores como el estrés, los traumas, las alergias, el tabaquismo, la deficiencia de hierro u otras vitaminas y la herencia también contribuyen a que una persona sea más propensa a padecer aftas.
  • El herpes labial, también llamado ampollas de fiebre o herpes simplex, es un grupo de ampollas que aparece alrededor de los labios y a veces debajo de la nariz o en el mentón. El herpes labial, por lo general, es causado por un tipo de virus herpes y es muy contagioso. La primera infección suele ocurrir en niños, a veces sin síntomas, y puede confundirse con un resfriado o una gripe. Una vez que la persona se ha infectado, el virus permanece en el cuerpo, provocando ataques recurrentes ocasionalmente. En algunas personas, sin embargo, el virus permanece inactivo.
  • La leucoplasia tiene el aspecto de una placa blanquecina y espesa en el interior de la mejilla, las encías o la lengua. Se la suele relacionar con el hábito de fumar y mascar tabaco, si bien otras causas pueden ser las prótesis dentales mal ajustadas, los dientes rotos y el morderse la propia mejilla. Puesto que un 5% de los casos de leucoplasia se convierte en cáncer, el dentista realizará una biopsia. La leucoplasia suele curarse al dejar el tabaco.
  • La candidiasis es una infección micótica causada por el candida albicans (un hongo). Se la reconoce por las placas de color amarillento cremoso o rojizo que aparecen en las superficies húmedas de la boca. Los tejidos que se encuentran debajo de la placa pueden doler. La infección micótica bucal ocurre con mayor frecuencia en aquellos que utilizan prótesis dentales, los recién nacidos, las personas debilitadas por una enfermedad y las personas cuyo sistema inmunológico no funciona correctamente. Aquellos que padecen boca seca, que están tomando o que acaban de finalizar un tratamiento con antibióticos también son susceptibles a ella.


¿Cómo se tratan las irritaciones y las lesiones bucales?
El tratamiento varía según el tipo de trastorno que tenga. Para los tipos más comunes de llagas y trastornos bucales, descritos anteriormente, el tratamiento es el siguiente:

  • Aftas: las aftas suelen curarse después de 7 o 10 días, si bien los brotes recurrentes son comunes. Los ungüentos tópicos de venta libre y los analgésicos proporcionan un alivio temporal. El uso de enjuagues bucales antimicrobianos ayuda a reducir la irritación. A veces, se recetan antibióticos para reducir una infección secundaria.
  • Herpes labial: las ampollas suelen desaparecer en una semana aproximadamente. Puesto que las infecciones de herpes no tienen cura, las ampollas pueden volver a aparecer durante períodos de trastornos emocionales, exposición a la luz solar, alergias o fiebre. Los anestésicos tópicos de venta libre pueden proporcionar alivio temporal. Las drogas antivirales recetadas pueden reducir estos tipos de infecciones virales. Consulte a su médico o dentista al respecto.
  • Leucoplasia: el tratamiento comienza por eliminar los factores que causan las lesiones. Para algunos pacientes, esto significa dejar de fumar o de mascar tabaco. Para otros, significa desechar las prótesis dentales de ajuste deficiente y reemplazarlas por otras que encajen correctamente. Su dentista controlará el trastorno, examinándo la lesión a intervalos de tres o seis meses, según el tipo, la ubicación y el tamaño de la misma.
  • Candidiasis: el tratamiento consiste en controlar los trastornos que causan los brotes.

    1. La limpieza de las prótesis dentales es importante para prevenir problemas inducidos por las mismas. Es útil quitarse la prótesis por la noche.
    2. Si la causa es el uso de antibióticos o anticonceptivos orales, quizá deba reducir la dosis o cambiar el tratamiento.
    3. Existen sustitutos de saliva para tratar la sequedad bucal.
    4. Cuando la causa subyacente es inevitable o incurable, puede utilizar medicamentos antimicóticos.
    5. La correcta higiene bucal es fundamental.


Ampolla de fiebre Afta

volver arriba

Labio / paladar hendido

¿Qué es un labio y/o paladar hendido?
El labio hendido se presenta cuando se observa una fisura en el labio superior. En los Estados Unidos, uno de cada 700 bebés sufre esta afección. Al igual que en el caso del paladar hendido; esto sucede porque, durante la gestación, los dos lados del rostro no llegan a unirse correctamente. Si bien nadie sabe exactamente por qué razon se produce esa fisura, hay familias que suelen ser más susceptibles. Algunas causas probables pueden ser: desequilibrios hormonales, deficiencias nutricionales y ciertos medicamentos o drogas utilizadas durante el embarazo.

El paladar hendido se observa cuando hay una fisura directa en la parte central del paladar (o techo de la boca) y el piso de la nariz. En el embarazo, el maxilar superior del bebé no se cierra como debiera y queda una separación. El paladar hendido es una afección más grave que el labio hendido, si bien ambas requieren de una cirugía para ser corregidas.

El niño con labio y/o paladar hendido enfrenta algunas dificultades de tipo alimentarias, respiratorias, expresivas y psicológicas. Para corregir la afección, será necesario trabajar con un equipo que cuente con cirujano plástico, cirujano maxilofacial, otorrinolaringólogo (especialista en garganta, nariz y oídos), dentista general, ortodoncista y cirujano bucal.

¿Cómo saber si mi bebé tiene labio o paladar hendido?
El médico que atendió el parto le indicará inmediatamente si su bebé tiene labio y/o paladar hendido. El labio hendido se identifica a simple vista. La hendidura del paladar varía en tamaño; en el techo de la boca, puede encontrarse desde una grieta pequeña hasta un orificio de gran tamaño. Cualquiera de ellos será visible inmediatamente después del nacimiento. Al alimentar a un bebé con paladar hendido, puede suceder que los líquidos o alimentos que ingiera se le escapen por la nariz, en ese caso se recomienda utilizar biberones especiales y tomar ciertos cuidados hasta que el niño tenga la edad suficiente como para ser operado.

¿Cómo se tratan los labios y/o paladares hendidos?
Quirúrgicamente es más sencillo cerrar un labio hendido que reparar un paladar con la misma afección. El procedimiento se realiza a los tres o cuatro meses del nacimiento y la cicatriz generalmente desaparece a medida que el niño crece.

En el caso de un paladar hendido, la cirugía se demora hasta que el niño tiene uno o dos años de edad de modo que el maxilar superior ya haya alcanzado un crecimiento normal. Cuando el daño es muy extenso, la cirugía se posterga hasta que el niño tiene entre cinco y siete años para evitar problemas estructurales. Hay algunos casos en los que la cirugía no es posible o no cierra la abertura totalmente. Por lo tanto, se confecciona un dispositivo tipo protésico, denominado obturador, y con él se cubre la abertura para permitir una alimentación normal.

La severidad del paladar hendido determinará el número de cirugías a realizar durante largos períodos de tiempo. El cirujano plástico y el maxilofacial realizan cirugías correctoras en el rostro mientras que el dentista general, el otorrinolaringólogo y el ortodoncista hacen los aparatos para corregir los defectos.

Su equipo de profesionales de la salud le proporcionarán pautas y lo alentarán en los tiempos difíciles, desde el nacimiento hasta el tratamiento. En la actualidad, los avances producidos en las técnicas quirúrgicas y en el desarrollo de los aparatos correctores ayudan a que el panorama para los niños que nacen con labio y/o paladar hendido sea excelente. A medida que el niño crece, casi no quedarán señales de la hendidura.

volver arriba

Mal aliento (halitosis)

¿Qué es la halitosis?
Halitosis es la presencia de mal aliento y un problema que muchas personas padecen alguna vez. Se calcula que el 40% de la población sufre o sufrió de halitosis en algún momento de su vida.

El mal aliento se atribuye a diversas causas:

  • Mala higiene bucal (cepillado incorrecto o limpieza con hilo dental inadecuada)
  • Enfermedad de las encías
  • Ingesta de ciertos alimentos, como cebolla o ajo
  • Tabaco y alcohol
  • Sequedad bucal (provocada por medicamentos, trastornos clínicos y por disminución del flujo salival durante el sueño, de allí el término "aliento matinal")
  • Enfermedades sistémicas como cáncer, diabetes, hígado y trastornos hepáticos

¿Cómo sé si tengo halitosis?
Una de las formas de saber si se tiene mal aliento es cubrirse la boca y la nariz con la mano, exhalar y oler el propio aliento. Otras de las maneras es preguntarle a alguien de confianza o a nuestro dentista si tenemos mal aliento. Recuerde que un gran número de personas sufren de "aliento matinal" provocado por un flujo salival reducido durante el sueño que hace que los ácidos y otros restos alimenticios se descompongan en la cavidad bucal. Son aconsejables el cepillado y la limpieza profunda con hilo dental antes de irse a dormir y luego en la mañana, al levantarse para mejorar la situación.

¿Cómo puedo prevenir la halitosis?
Evite los alimentos responsables del mal aliento y además:

  • Cepille profundamente y de manera correcta sus dientes por lo menos dos veces al día y realice una limpieza con hilo dental para retirar la placa bacteriana y restos de alimentos. Cepillar la lengua también reduce el mal aliento
  • Si usa prótesis removibles, retírelas todas las noches y límpielas minuciosamente antes de volver a colocárselas
  • Visite a su dentista periódicamente para realizarse revisiones y limpiezas dentales

Si el mal aliento persiste aún con el cepillado y el hilo dental, visite al dentista para que le realice un examen dental e identifique si existen problemas más serios. Sólo el dentista puede determinar si el mal aliento proviene de una enfermedad de encías, de una sequedad bucal, o es consecuencia de la formación de placa bacteriana.

volver arriba

Obturaciones dentales

¿Son seguras las amalgamas dentales?
Sí. La amalgama dental ha sido usada en las restauraciones de los dientes por todo el mundo por más de cien años. Los estudios no han podido encontrar ninguna conexión entre las restauraciones con amalgamas y algún trastorno médico. La amalgama continúa siendo un material seguro para las restauraciones para los pacientes dentales.

¿Es posible tener una reacción alérgica a una amalgama?
Solamente un número muy pequeño de personas es alérgico a las obturaciones con amalgamas. Se han reportado menos de 100 casos. En estos casos raros, el mercurio puede provocar la respuesta alérgica. Los síntomas de la alergia a las amalgamas son muy similares a los de la alergia típica de la piel. A menudo, los pacientes que son verdaderamente alérgicos a la amalgama tienen una historia médica o familiar de alergias a los metales. Si existe una alergia confirmada, se usa otro material restaurador.

¿Es verdad que las amalgamas dentales han sido prohibidas en otros países?
No. Los reportajes erróneos en las noticias han confundido las restricciones en algunos países con las prohibiciones absolutas. Los dentistas de todo el mundo están usando las amalgamas dentales (obturaciones de plata) para restaurar los dientes con caries dentales. Los estudios no han demostrado un vínculo entre las amalgamas dentales y ningún trastorno médico.

¿Existe un material para las obturaciones que corresponda al color de los dientes?
Sí. Las resinas compuestas son materiales plásticos (hechos de vidrio y resinas) que se usan tanto en las restauraciones como para reparar defectos en los dientes. Como son del color de los dientes, son difíciles de diferenciar de los dientes naturales. Las resinas compuestas se usan a menudo en los dientes del frente donde la apariencia natural es importante. Se pueden usar en los dientes de atrás también dependiendo de la posición del diente y la extensión de la caries. Las resinas compuestas son por lo general más costosas que las amalgamas.

¿Si el diente no me duele y la obturación está en su lugar, por qué habría necesidad de reemplazar la obturación?
La presión constante de la masticación y de apretar y rechinar los dientes pueden causar que las obturaciones, o restauraciones, se desgasten, se muesquen o se astillen. Aunque usted quizás puede que no note que su obturación se está desgastando, su dentista puede identificar puntos débiles en las restauraciones durante los chequeos regulares.

Si el sellado entre el esmalte del diente y la restauración se rompe, las partículas de alimentos y las bacterias causantes de la caries dental se pueden meter debajo de la restauración. Entonces, usted se corre el riesgo de desarrollar más caries en ese diente. La caries que no recibe tratamiento puede progresar hasta infectar la pulpa del diente y puede causar un absceso.

Si la restauración es grande o la caries es extensa, puede que no quede suficiente estructura del diente como para sostener una nueva obturación. En estos casos, su dentista puede que tenga que reemplazar la obturación con una corona.

volver arriba

Ortodoncia

¿Qué es la ortodoncia?
Ortodoncia es una especialidad de la odontología que se encarga de la corrección de los dientes y huesos posicionados incorrectamente. Los dientes en mala posición y los que no articulan correctamente unos contra otros son difíciles de mantener limpios, corren riesgos de pérdida precoz debido a caries y enfermedades periodontales, y ocasionan una tensión extra sobre los músculos de la masticación que puede generar dolores de cabeza, síndrome de ATM y dolores varios en cuello, hombros y espalda. Además, los dientes girados o posicionados incorrectamente desmerecen nuestro aspecto.

Los tratamientos ortodóncicos tienen la ventaja de proporcionarnos una boca sana, una sonrisa de aspecto agradable y dientes con mayores posibilidades de durar toda la vida.

El especialista en este campo recibe el nombre de ortodoncista. Además de la formación universitaria básica, el ortodoncista cuenta con dos o más años de estudio en un programa de especialización ortodóncica .

¿Cómo sé si necesito tratamiento de ortodoncia?

Sólo su dentista u ortodoncista pueden determinar si usted necesita un tratamiento de ortodoncia, basándose en elementos de diagnóstico tales como historia clínica y odontológica completa, examen clínico, modelos en yeso de sus dientes, radiografías y fotografías. De acuerdo con el diagnóstico realizado, su ortodoncista o dentista decidirá si usted necesita un tratamiento de ortodoncia y desarrollará un plan de tratamiento adecuado a sus necesidades.

Si usted tiene alguna de las siguientes afecciones, es probable que necesite un tratamiento ortodóntico:

  • Sobremordida: Las coronas de los dientes anteriores superiores cubren casi por completo las coronas de los dientes inferiores.
  • Submordida: El paciente presenta un aspecto de "bulldog, los dientes inferiores se extienden excesivamente hacia delante o bien los superiores se posicionan muy hacia atrás.
  • Mordida cruzada: Se presenta cuando al morder normalmente, los dientes superiores no caen levemente por delante de los inferiores anteriores o ligeramente por fuera de los dientes inferiores posteriores.
  • Mordida abierta: Espacio que se produce entre las superficies de mordida de los dientes anteriores algún lado cuando el resto están cerrados.
  • Línea media desplazada: Se produce cuando la línea imaginaria que divide en el centro a los dientes anteriores superiores no se alinea con la de los dientes inferiores.
  • Espaciamiento: Separaciones o espacios entre los dientes como resultado de piezas ausentes o dientes que no ocupan todo el espacio.
  • Apiñamiento: Cuando los dientes son demasiado grandes para ser acomodados en el espacio que ofrecen los maxilares.


¿Cómo trabaja el tratamiento ortodóncico?

Se utilizan diversos tipos de aparatos, fijos y removibles, para mover los dientes, volver a entrenar los músculos y modificar el crecimiento de las mandíbulas. Estos aparatos trabajan aplicando una presión suave sobre los dientes y los huesos. La severidad del problema deteminará cuál será el enfoque ortodóncico más eficaz.
Los aparatos fijos incluyen:

  • Ortodoncia: Los aparatos fijos más comunes, consisten en un sistema de bandas, alambres y brackets. Las bandas se fijan alrededor de los dientes, o el diente, y se usa como anclaje del aparato, los brackets se cementan en el frente del diente. Los alambres del arco se pasan a través de los brackets y se atan en las bandas. Al ajustar los alambres se ejerce presión sobre los dientes y se los mueve gradualmente a la posición correcta. La ortodoncia se ajusta periódicamente a fin de lograr los resultados deseados, éstos pueden llevar meses o un par de años. Los aparatos usados en la actualidad son más pequeñas, livianos y con menor cantidad de metal que en el pasado. Vienen en colores brillantes para los niños o en modelos transparentes para los adultos.
  • Aparatos fijos especiales: Se utilizan para controlar las consecuencias del mal hábito de succión del pulgar o del empuje de la lengua contra los dientes. Esos aparatos se sujetan a los dientes mediante las bandas. Como son muy incómodos durante las comidas, se recomienda su uso sólo como último recurso.
  • Retenedores de espacios fijos: Si un bebé pierde un diente prematuramente, se utiliza un retenedor para mantener el espacio abierto hasta que erupcione el diente permanente. Se coloca una banda en el diente contiguo al espacio vacío y se extiende un alambre desde el diente hasta el otro extremo del espacio.


Los aparatos extraíbles incluyen:

  • Alineadores: Constituyen una alternativa a la ortodoncia tradicional para adultos, un número creciente de ortodoncistas utilizan alineadores en serie para mover los dientes del mismo modo que trabajan los fijos, pero sin alambres metálicos ni brackets. Son virtualmente invisibles y deben ser retirados para comer, cepillarse y limpiarse con hilo dental.
  • Retendedores de espacios removibles: Cumplen la misma función que los fijos. Se confeccionan con una base acrílica que se adapta al hueso, tiene ramas de plástico y alambre que se extienden entre dientes específicos para mantener el espacio entre los mismos.
  • Aparatos de reposicionamiento de la mandíbula: Denominados entablillados, se colocan sobre los maxilares superior e inferior y entrenan a la mandíbula a cerrarse en una posición más favorable. Se pueden utilizar para corregir los trastornos de la articulación temporo mandibular (ATM).
  • Separadores de labios y mejillas: Están diseñados para mantener los labios y mejillas separados de los dientes. Los labios y los músculos de las mejillas ejercen presión sobre los dientes y estos aparatos ayudan a aliviarla.
  • Expansor de paladar: Se utiliza para ampliar el arco del maxilar superior. Es una placa de plástico que se adapta al techo de la boca. Al aplicar, mediante tornillos, una presión externa sobre esa placa se fuerza la unión de los huesos del paladar para que se abra longitudinalmente ensanchando el área del paladar.
  • Retenedores removibles: Se usan en el techo de la boca, evitan el corrimiento de los dientes a las posiciones originales. También, se los puede modificar y utilizar para evitar el mal hábito de la succión del pulgar.
  • Casquetes: Con este dispositivo se coloca una correa alrededor de la parte trasera de la cabeza y luego se la une a un alambre en el frente. Los casquetes impiden el crecimiento del maxilar superior, retienen a los dientes traseros en la posición en que se encuentran y al mismo tiempo tiran hacia atrás a los anteriores.

 

Mordida cruzada anterior
 
  Mordida abierta
 
  Apiñamiento
 
  Mordida borde a borde
 
  Sobremordida horizontal

volver arriba

Perforación (piercing) oral

¿Cómo es que las perforaciones (piercing) orales podrían ser malas para la salud?
Como la boca contiene millones de bacterias, la infección es una complicación común de las perforaciones orales.

Otros efectos secundarios de las perforaciones son el dolor y la hinchazón. La lengua, un sitio popular para las perforaciones orales, se podría hinchar de tal manera que puede bloquear la vía respiratoria. Las perforaciones orales también pueden causar sangrado incontrolable o daño a los nervios.

volver arriba

Placa Bacteriana

¿Qué es la placa bacteriana?
Es una película incolora, pegajosa compuesta por bacterias y azúcares que se forma y adhiere constantemente sobre nuestros dientes. Es la principal causa de las caries y de enfermedad de las encías y pueden endurecerse y convertirse en sarro si no se retira diariamente.

¿Cómo sé si tengo placa?
Todos tenemos placa porque las bacterias se forman constantemente en nuestra boca. Para crecer y desarrollarse, las bacterias utilizan residuos provenientes de nuestra dieta y saliva. La placa provoca caries cuando al producirse los ácidos, éstos atacan a los dientes después de comer. Los ataques ácidos repetidos destruyen el esmalte dental y originan caries. Además, si la placa no se elimina correctamente irrita las encías alrededor de los dientes y da origen a una gingivitis (encías sangrantes, inflamadas y enrojecidas), a enfermedades periodontales (enfermendad en los tejidos de soporte del diente) e incluso a pérdida de piezas dentales.

¿Cómo prevenir la formación de placa?
Con los cuidados adecuados, es fácil prevenir la formación de placa. Es importante respetar los siguientes cuidados:

  • Cepíllese cuidadosamente, por lo menos dos veces al día, para retirar la placa adherida a la superficie de los dientes.
  • Use hilo dental diariamente para retirar la placa que se forma entre los dientes y debajo de la línea de las encías, donde el cepillo dental no llega.
  • Limite el consumo de almidones y azúcares, especialmente alimentos pegajosos.
  • Programe un calendario de visitas regulares al odontólogo para las limpiezas profesionales y los exámenes odontológicos.

Durante la limpieza, la placa y el sarro se retiran de la corona y la raíz del diente.

volver arriba

 

 

Pasta de dientes blanqueadoras

¿Funcionan las pastas de dientes blanqueadoras?
Las pastas de dientes que proclaman blanquear los dientes tienen poca efectividad en aclarar efectivamente los dientes como proclaman. Debido a la normativa de seguridad en productos cosméticos en Europa, estas pastas no contienen verdaderos productos blanqueadores (peróxidos), y su modo de acción se fundamenta en su objetivo de eliminar las manchas superficiales extínsecas, bien por medio de agentes abrasivos y/o de pulido superficial del diente, o por medio de quelantes para eliminar estas tinciones, o intentar retrasar la formación de cálculo o sarro integrando pirofosfatos en su composición.

De cualquier manera, estas pastas de dientes de ninguna manera deben sustituir a los dentífricos de uso diario conteniendo flúor, u otros recomendados por su dentista para su tratamiento.

volver arriba

 

 Rehabilitación protésica

¿Qué son las coronas y los puentes?
Las coronas y la mayoría de los puentes son prótesis que se colocan de manera fija. A diferencia de las prótesis removibles, que se pueden remover y limpiar diariamente, las coronas y los puentes fijos se cementan sobre los dientes o implantes existentes, y sólo un dentista puede extraerlos.

¿Cómo funcionan las coronas?
Una corona se utiliza para cubrir completamente un diente destruído. Además, se puede utilizar para mejorar el aspecto, la forma o la alineación del diente. Una corona también se puede colocar sobre un implante para lograr la forma y la estructura funcional de un diente. Es posible hacer coincidir el color de las coronas de porcelana o cerámica con el de sus dientes naturales. Otros materiales incluyen el oro y las aleaciones metálicas, acrílicas y cerámicas. Estas aleaciones suelen ser más resistentes que la porcelana, y se recomiendan para los dientes posteriores. En ocasiones, suele utilizarse porcelana cementada a la cara externa de una corona metálica, ofreciendo asíi una restauración fuerte y estéticamente agradable.

El dentista recomendará una corona para:

  • Reemplazar obturaciones de gran tamaño, cuando no queda suficiente diente
  • Evitar que un diente debilitado se fracture
  • Reparar un diente fracturado
  • Colocar un puente
  • Cubrir un implante dental
  • Cubrir un diente descolorido o deformado
  • Cubrir un diente que ha sido sometido a un tratamiento de conducto radicular


¿Cómo funcionan los puentes?
Si le faltan uno o más dientes, el dentista le recomendará un puente. Las espacios libres entre los dientes que faltan hacen que, con el tiempo, los dientes restantes roten o se desplacen hacia los espacios vacíos, lo cual provoca una mordida inapropiada. El desequilibrio causado por los dientes ausentes también puede producir enfermedad de las encías y trastornos de la articulación temporomandibular (ATM).

Los puentes se suelen utilizar para reemplazar uno o más dientes ausentes, y ocupan el espacio dejado por los mismos. El dentista cementa los puentes a los dientes naturales o a los implantes que rodean el espacio vacío. Estos dientes, llamados pilares, sirven para anclar el puente. Luego, une un diente de reemplazo (en el espacio faltante o edéntulo); este diente se llama póntico, y se une a las coronas que cubren los dientes pilares. Al igual que con las coronas, existen varios materiales para los puentes. El dentista puede ayudarle a decidir cuál utilizar, según la ubicación del diente o dientes que faltan, su función, las consideraciones estéticas y el costo. El color de los puentes de porcelana o cerámica se hace coincidir con el de sus dientes naturales.

¿Cómo se hacen las coronas y los puentes?
Antes de hacer una corona o un puente, el dentista debe reducir el tamaño del diente o dientes a fin de que la corona o el puente se ajuste correctamente sobre él. A continuación, el dentista tomará una impresión dental para proporcionar un molde exacto para la corona o el puente. Si va a utilizar porcelana, el dentista determinará el matiz correcto para que el color de la corona o el puente coincida con el de sus dientes.

Utilizando esta impresión, un laboratorio dental hace su corona o puente del material especificado por el dentista. Mientras realizan la corona o el puente permanente, le colocará una corona o un puente temporal para cubrir el diente preparado. Cuando la corona o el puente permanente esté listo, eliminará la corona o el puente temporal y cementará el nuevo al diente preparado.

¿Cuánto duran las coronas y los puentes?
Si bien las coronas y los puentes pueden durar mucho, a veces se aflojan o se salen. La medida más importante que puede tomar para garantizar la longevidad de su corona o puente es practicar una buena higiene bucal. Si los dientes o el hueso que sostienen un puente son dañados por una enfermedad dental, el puente perderá el apoyo. Mantenga sus encías y dientes saludables cepillándose con una crema dental con flúor por lo menos dos veces al día y utilizando el hilo dental diariamente. Además, consulte al dentista y al higienista periódicamente para que le realicen revisiones o controles y limpiezas profesionales.
Para prevenir daños a su nueva corona o puente, evite masticar alimentos duros, hielo u otros objetos duros. En general se acepta que 10 años es una duración adecuada.

Coronas


http://www.colgate.es/oralcare/dental_treatments/_img/crown_3_nu.jpg

http://www.colgate.es/oralcare/_img/spacer.gif

Corona de porcelana

 

http://www.colgate.es/oralcare/dental_treatments/_img/crown_gld_nu.jpg

 

Corona de oro fundido


Puentes


http://www.colgate.es/oralcare/dental_treatments/_img/bridge_1.jpg

http://www.colgate.es/oralcare/_img/spacer.gif

Se preparan los dientes alrededor del espacio.

 

http://www.colgate.es/oralcare/dental_treatments/_img/bridge_2.jpg

 

El puente se monta y se ajusta para mayor comodidad.

 

http://www.colgate.es/oralcare/dental_treatments/_img/bridge_3.jpg

 

El puente se cementa en posición

volver arriba

Restauraciones dentales

¿Qué es una obturación o restauración?
Es un modo de reparar un diente dañado por caries y devolverle su función y forma normal. Cuando el dentista realiza una obturación o restauración, primero retira el material cariado, limpia la zona afectada, luego rellena la cavidad con un material de restauración.

Al cerrar espacios donde las bacterias pueden alojarse, la restauración ayuda a evitar futuras caries. Los materiales utilizados pueden ser oro, porcelana, resina composite (restauraciones del mismo color del diente), y amalgama (aleación de mercurio, plata, cobre, estaño y a veces zinc).

¿Cuál es el mejor tipo de restauración?
El mejor tipo de restauración, será el más adecuado para usted, y esto estará determinado por factores tales como la extensión de la reparación, alergias a ciertos materiales, lugar de la restauración y costo.

Restauraciones y consideraciones sobre los distintos materiales:

  • Oro: se realizan por pedido a un laboratorio y luego se cementa en el lugar. Las incrustaciones con oro son bien toleradas por los tejidos gingivales y pueden durar más de 20 años. Debido a estas razones, un gran número de expertos en la materia considera que el oro es el mejor material de restauración. Sin embargo, es la opción más costosa y demanda varias visitas al consultorio.
  • Amalgamas (con plata): son resistentes al desgaste y relativamente económicas. Debido a su color oscuro, son más notorias que la porcelana o las restauraciones con composites y por lo tanto no se suelen aplicar en zonas muy expuestas a la vista, como dientes anteriores.
  • Resinas composite : se logra el mismo color que los dientes propios y en consecuencia se usan cuando es muy importante mantener el aspecto natural. Los composites  se colocan directamente en la cavidad donde se endurecen. También, pueden mancharse con café, té o tabaco y no duran tanto como otros tipos de restauraciones. Por lo general, duran entre 3 y 7 años.
  • Porcelanas: se denominan incrustaciones inlays u onlays, se realizan sobre pedido en un laboratorio y luego se cementan al diente. Pueden simular el color del diente propio . Una restauración de porcelana generalmente cubre la mayor parte del diente. El costo es similar al del oro.

Si una caries o fractura ha dañado una gran porción de diente, se recomendará la colocación de una corona o funda. La caries que haya llegado al nervio, se trata de dos modos: mediante un tratamiento de conducto radicular (en el que se extrae el nervio dañado) o por un procedimiento denominado "proteccion pulpar directa" (por medio del cual se intenta mantener el nervio vivo).

¿Qué sucede cuando se realiza una restauración?
Cuando el dentista decide restaurar una cavidad, primero retira la caries y limpia el área afectada. Luego, coloca en la cavidad alguno de los materiales descritos más arriba.

¿Cómo sé si necesito una obturación o restauración?
Solamente su dentista está capacitado para determinar si una caries requiere de ello. Durante el control periódico, el dentista utiliza un pequeño espejo para examinar la superficie de cada diente.
Todo lo que tenga un aspecto anormal luego será controlado detenidamente con instrumentos especiales. Su dentista también tomará placas radiográficas de toda la boca o de una sección. El tipo de tratamiento que elija dependerá de la extensión y el daño que haya causado la caries.


http://www.colgate.es/oralcare/dental_treatments/_img/filling_amalgam.jpg

http://www.colgate.es/oralcare/_img/spacer.gif

Amalgama con plata

 

http://www.colgate.es/oralcare/dental_treatments/_img/filling_gold.jpg

 

Restauración con oro

 

http://www.colgate.es/oralcare/dental_treatments/_img/filling_composite.jpg

 

Obturación blanca (composite)

volver arriba

Sarro

¿Qué es el sarro?
El sarro, también denominado cálculo o tártaro dental, es la placa bacteriana que se ha endurecido sobre sus dientes, debido al depósito de minerales sobre ella. También se puede formar en el borde de las encías y debajo de ellas y puede irritar los tejidos gingivales. El sarro proporciona a la placa una superficie más extensa donde crecer y más pegajosa donde adherirse, lo cual deriva en afecciones más graves como caries y enfermedades de las encías.

El sarro no sólo amenaza la salud de sus dientes y encías, sino que también constituye un problema estético. Como es más poroso, absorbe las manchas con facilidad. Por lo tanto si usted toma café o té, o fuma, es de especial importancia que evite la formación de sarro.

¿Cómo sé si tengo sarro?
A diferencia de la placa que es una película incolora, el sarro es una formación de minerales fácilmente visible si se localiza por encima de la línea de las encías. El indicador de sarro más común es observar un color marrón o amarillento en los dientes o encías. El único modo cierto de detectar la presencia de sarro y de retirarlo es acudir a su dentista.

¿Cómo prevenir la formación de sarro?
Para reducir la formación de sarro y reducir la placa es importante cepillarse correctamente, especialmente con una crema dental para control de sarro, y utilizar hilo dental.

Una vez que el sarro se ha depositado en sus dientes, sólo su dentista o higienista podrán retirarlo. El proceso para retirar el sarro se denomina "raspado radicular". Durante este procedimiento, el dentista o higienista utilizan instrumentos especiales con los que retiran el sarro que se encuentra a la vista sobre los dientes y el que se halla debajo de la línea de las encías.


http://www.colgate.es/oralcare/common_problems/_img/tartar1.jpg

http://www.colgate.es/oralcare/_img/spacer.gif

El sarro constituye una amenaza para la buena salud oral y es antiestético para su sonrisa

 

http://www.colgate.es/oralcare/common_problems/_img/tartar2.jpg

 

Una vez que se forma el sarro, sólamente una limpieza profesional prodrá removerlo

volver arriba

Sensibilidad dental

¿Qué es la sensibilidad dental?
Es el dolor o molestia que se produce debido a un desgaste de la superficie dental o retracción del tejido gingival. La causa más común en los adultos es la exposición de las raíces ante dicha retracción de las encías. Como estas raíces no están cubiertas con esmalte, los miles de canales diminutos que van al centro del nervio dental (pulpa) quedan expuestos. Cuando el calor, frío o una presión toca esos canales, usted siente dolor.

No prestar atención a sus dientes sensibles puede derivar en otros problemas bucales. Esto ocurre frecuentemente cuando el dolor no permite que usted cepille sus dientes, y por lo tanto, sea más vulnerable a las caries y a la enfermedad de las encías.

¿Cómo sé si tengo dientes sensibles?
Si alguna vez tuvo una sensación dolorosa en sus dientes después de beber o comer alimentos o bebidas calientes o frías, eso significa que usted ha tenido dientes sensibles. Esta suele ser una situación común, ya que uno de cada cuatro adultos en los Estados Unidos sufre esta afección que con frecuencia, aparece y desaparece en distintos momentos de la vida.

¿Cómo tratar los dientes sensibles?
Lo primero y más importante, es que se lo comente a su dentista o higienista.

Los dientes sensibles generalmente pueden tratarse con éxito. Su dentista le prescribirá un gel o un enjuague con flúor. Intente usar cremas dentales con fórmulas especiales para dientes sensibles. Pregúntele a su odontólogo qué producto para dientes sensibles es el adecuado para usted.

Asegúrese cepillar sus dientes correctamente, pues en caso contrario puede desgastarlos y con ello hacerlos más sensibles. Un cepillado con presión excesiva, así como el punto de contacto de una prótesis parcial y las ortodoncias pueden producir abrasión (pérdida de superficie dental).

volver arriba

Tabaco

¿Qué efectos puede tener el fumar en mi salud oral?
El uso de cualquier producto de tabaco puede aumentar su riesgo de desarrollar cáncer oral y enfermedad de las encías (periodontal).

Los productos de tabaco dañan los tejidos de las encías al afectar la unión del hueso y los tejidos blandos con los dientes. Un ejemplo del efecto es la recesión de las encías. Cuando la línea de las encías retrocede, se exponen las raíces de los dientes y aumenta el riesgo de desarrollar sensibilidad al frío o al calor, o de caries dentales en esas áreas sin protección.

Fumar puede retrasar la cicatrización luego de la extracción de un diente o después de otra cirugía oral.

Fumar también puede contribuir al mal aliento, a las manchas en los dientes y en la lengua y a la acumulación del tártaro en los dientes.

¿Son los puros una alternativa segura en vez de los cigarrillos?
Los puros no son una alternativa segura en vez de los cigarrillos. Aunque usted no inhale el humo del puro, todavía se corre el riesgo del cáncer oral o el faríngeo (de la garganta).

Como los fumadores de cigarrillos, los fumadores de puros tienen mayor riesgo de enfermedad periodontal, una de las principales causas de la pérdida de los dientes.

Además de los riesgos para la salud, el humo de los puros (y el de los cigarrillos) puede causar manchas en los dientes y en la lengua así como mal aliento.

¿Cuáles son algunos signos del cáncer oral?
Entre los signos y los síntomas que podrían indicar cáncer oral se incluyen los siguientes:

  • cualquier signo de irritación, como la sensibilidad, el ardor o una úlcera que no sana;
  • el dolor, la sensibilidad o el adormecimiento en cualquier parte de la boca.
  • el desarrollo de un bulto, o de una protuberancia arrugada o curtida dentro de la boca;
  • cambios en el color de los tejidos orales blandos (manchas grises, rojas o blancas), en vez del color rosado saludable;
  • dificultad al masticar, al tragar, al hablar o al mover la mandíbula o la lengua;
  • cualquier cambio en la mordida.

Vea a su dentista o a su médico si nota cualquiera de estos cambios.

volver arriba

Ulceras orales comunes

¿Cuál es la diferencia entre las aftas bucales y las úlceras febriles?
Las aftas bucales se confunden a menudo con las úlceras febriles. Una manera fácil de distinguir entre las dos es recordando que las aftas bucales ocurren dentro de la boca, y las úlceras febriles normalmente ocurren fuera de la boca.

El afta bucal (conocida también como úlcera aftosa) es una úlcera pequeña con la base gris o blanca y el borde rojo. Puede haber una o varias úlceras en la boca. Las aftas bucales son muy comunes y repiten a menudo.

La úlcera febril, que también se llama herpes simple, está compuesta de grupos de dolorosas ampollas llenas de fluido que a menudo salen alrededor de los labios y a veces bajo la nariz o debajo de la barbilla. Las úlceras febriles son causadas normalmente por el virus herpes tipo ² y son muy contagiosas.

Las aftas bucales normalmente se curan en una semana o dos. Usar un enjuague bucal antimicrobiano puede ayudar a reducir la irritación. Los anestésicos tópicos sin receta pueden proveer alivio temporal también. Las úlceras febriles normalmente se curan en una semana. Los anestésicos tópicos sin receta pueden proveer alivio temporal y los medicamentos antivirales de receta pueden reducir estas clases de infecciones virales.

volver arriba

VIH/SIDA y salud oral

¿Qué es el virus VIH y el SIDA?
VIH (virus de inmunodeficiencia humana) es el virus que produce la enfermedad del SIDA. Este virus pasa de una persona a otra a través del contacto de sangre con sangre (transfusiones sanguíneas, agujas infectadas con VIH y contacto sexual). Además, una mujer embarazada infectada puede contagiar a su bebé con el virus VIH durante el embarazo, el parto, o en la lactancia.

El SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida) se adquiere cuando la infección VIH debilita el sistema inmune del individuo de tal modo que le resulta difícil luchar contra ciertas enfermedades e infecciones. También se presentan infecciones "oportunistas" que aprovechan la oportunidad que les brinda el sistema inmune debilitado y producen enfermedad.

¿Cómo sé si tengo VIH/SIDA?
Los problemas dentales como encías sangrantes, lesiones por herpes bucales, e infecciones micóticas se encuentran entre los primeros signos del SIDA. No obstante, usted no debe suponer que padece la infección por tener cualquiera de esos síntomas porque éstas también se presentan en personas que no padecen la enfermedad. El único modo de determinar si usted está infectado es someterse a un análisis de detección de VIH. Consulte a su médico o a otro profesional de la salud.

Un resultado positivo del VIH no significa que usted tenga SIDA. El SIDA es un diagnóstico médico realizado por un doctor que se basa en criterios específicos. Tampoco se puede confiar en los síntomas para saber si uno está infectado con VIH. Un gran número de personas infectadas con VIH no presentan síntomas durante varios años.

Los siguientes pueden ser signos de alarma de infección con VIH:

  • Pérdida rápida de peso
  • Tos seca
  • Fiebre recurrente o sudoraciones nocturnas intensas
  • Fatiga pronunciada
  • Inflamación de ganglios linfáticos en axilas, ingles o cuello
  • Diarreas persistentes por más de una semana
  • Lunares blancos o manchas inusuales en lengua, boca o garganta
  • Neumonía
  • Manchas rojas, marrones, rosadas o moradas sobre o debajo de la piel, dentro de la boca, nariz o párpados
  • Pérdida de memoria, depresión u otros trastornos neurológicos

¿Cómo prevenir el VIH/SIDA?
La transmisión del VIH puede ocurrir cuando la sangre, el semen, los fluidos vaginales o la leche materna de una persona infectada ingresa en su cuerpo. El mejor modo de prevenir el VIH es evitar las actividades que permiten que el virus ingrese a nuestro cuerpo. Si desea mayor información sobre prevención del VIH/SIDA, consulte a un médico o a otro profesional de la salud.

Un gran número de personas se preocupa por el riesgo de infección de una transfusión sanguínea. Toda la sangre donada ha de pasar por el análisis de VIH.

¿Puedo contraer VIH en la consulta del dentista?
Debido a la naturaleza del tratamiento dental, las personas temen contraer VIH. Hay precauciones universales que se utilizan entre un paciente y otro para prevenir la transmisión del virus VIH y de otras enfermedades infecciosas.

Estas precauciones exigen que los dentistas, higienistas y asistentes de consultorio usen guantes, máscaras, protección ocular, y medios de barrera de las infecciones (cubiertas desechables de plástico); también, deben esterilizar todo los instrumentos manuales (tornos) y demás instrumental dental para cada paciente, utilizando procedimientos de esterilización específicos estipulados por los Centros de control de enfermedades. Los instrumentos que no son esterilizables se desechan arrojándolos a contenedores especiales. Después de la visita de cada paciente, el dentista debe desechar los guantes, lavarse las manos y colocarse un nuevo par de guantes para el próximo paciente, así como cambiar sus medios de barrera.

Si estos temas lo inquietan y siente temores, no dude en preguntar a su dentista todo lo que desee sobre salud y medidas de seguridad.

¿Cómo se trata el VIH/SIDA?
En la actualidad, hay tratamientos médicos que reducen la velocidad a la cual el virus VIH debilita el sistema inmune. Existen otros tratamientos que previenen o tratan algunas de las enfermedades relacionadas con el SIDA. Al igual que con otras enfermedades, la detección temprana proporciona mayores opciones de tratamiento.

volver arriba

 

 

 

 



 
Colegio Oficial de Odontólogos
y Estomatólogos de Alicante
(COEA)

Avd.Federico Soto,11. 03003 Alicante

Telefono 965 14 04 30
Email: info@coea.es

Política de Privacidad   Aviso Legal